#StartupsLatam - Monomi

JULIÁN AMAYA
Creo en la filosofía de que los usuarios te dicen cosas, pero para innovar no hay que seguir lo que dice el usuario sino realmente crear. Al seguir los datos vas a terminar haciendo un producto muy genérico. Tienes que tomar decisiones a veces muy radicales.
 

Ficha técnica de la entrevista

Fecha: Agosto 09 de 2012
Ciudad: Bogotá
Tipo entrevista: No estructurada
Subtipo: Focalizada - Convergente
Etapas: Origen, Startup y Consejos
Recopilación: Grabadora de audio
Video: No
Autorizó divulgación: Si
Publicación: Transcripción
¿Qué buscaba esta entrevista?
[En construcción. Pronto les contaré]

01 •  Sobre tí

ANDRÉS FELIPE PEÑA: Gracias por recibirme aquí en Monoku. Cuéntanos sobre ti. ¿Quién es Julián Amaya? ¿Cuál es tu formación?

JULIAN AMAYA: Soy ingeniero de sistemas de la Universidad de los Andes. Caleño. Vivo en Bogotá hace unos diez años. Primero era un ingeniero más típico y por cosas de la vida terminé en la web. El evento que marcó eso fue haber ido a una conferencia de Google en 2008 y desde ahí la cabeza me cambió. Antes de eso trabajaba haciendo aplicaciones empresariales. Pero en ese evento en San Francisco descubrí que la ingeniería a nivel mundial era muy parecida a lo que hacíamos acá. Los problemas que tenían allá eran los mismos de aquí. Recuerdo que llegué allá con la cabeza bajita porque iba a hablar con los tesos retesos, pero me di cuenta que no tanto. Me di cuenta que aquí podemos hacer la misma calidad de cosas que hacen en otras partes.

02 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué tipos de problemas tenían allá?

J.A.: Pues eran problemas muy de desarrollo. Entonces empezábamos a compartir la forma que teníamos de resolverlos.

03 •  Sobre tí

A.F.P.: Eso de compartir soluciones de problemas comunes hace falta acá, ¿No?

J.A.: Aquí hay una mentalidad grave, fuerte y maluca: que la gente cree que porque estamos en Colombia nos deberían dar mas pasito; que aquí no tenemos buenas universidades o lo que sea. Eso ya no es una excusa. Todos tenemos acceso al mismo conocimiento que está en internet y todos somos capaces de hacer las mismas cosas. Aquí en Colombia he visto que hacemos cosas muy buenas. Cuando alguien va a una charla o presenta un producto y empieza diciendo, “Bueno, esto lo hicimos en casa, suave, todo bien”. ¡No! ¡Mal! Estamos en los mismos estándares y en un mundo globalizado.

04 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿De dónde surge la vena emprendedora?

J.A.: Digamos que mi papá es un abogado y siempre ha sido independiente. Lo vi y desde muy chico siempre quise que cuando saliera de la universidad fuera independiente. Él me decía que chévere, mi mamá me decía que no fuera tan loco; que trabajara primero y que cuando supiera hacer las cosas ahí si me metiera a ser independiente. Eventualmente le hice caso e hice práctica en la universidad en una empresa muy grande. Al final fue tan terrible la experiencia que terminé diciendo: ¡Voy a hacer una empresa! El cubilo tan terrible, el monitor era tan amarillo… El cubículo estaba cubierto de una tapicería que cada vez que yo pasaba me pasaba la corriente. Para mi era desesperante.

05 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Todo era así tan terrible siendo empleado?

J.A.: Si. Otra de las cosas que me pareció muy fuerte y grave fue que mis compañeros de trabajo que si trabajan directamente y no como practicantes, habían algunos que me decían que ¡Odiaban la empresa! Para mi eso era un choque cultural muy fuerte porque, ¿Cómo voy a odiar el lugar donde trabajo? Eso para mi no tenia sentido. Estas personas cumplían sus funcionen pero decían que todo lo que la empresa hacia era una mentira.

06 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué pasó después que te retiraste de allá?

J.A.: Como por ahí no fue, entonces freelancié mucho rato, ahorré y luego empecé a hacer lo de la empresa. En la universidad es curioso pero a uno le graban el chip para que uno piense en PYME y software corporativo. Yo salí de allá diciendo, “Tengo que hacer software corporativo, J2EE…” Empecé a hacer eso y era súper aburrido. Además que éramos medio malos para terminar en esa época. En la mitad de eso fue que estuve en lo de Google y decidí hacer web.

07 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué tecnología usaste en esos primeros pasos web?

J.A.: En esa época era el Google App Engine cuando estaba saliendo. Era un preview para desarrolladores. Nosotros sufrimos mucho, pero por eso mismo y luchar con las limitaciones de la plataforma nos volvimos muy buenos en ciertas cosas. Aprendimos a lanzar. Teníamos tres meses para lanzar y lanzamos, salimos al aire con un proyecto llamado “Sonido Local”. Nos quebramos súper rápido.

08 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuál fue la causa de la quiebra?

J.A.: “Sonido Local” tenía unos costos muy altos porque había que pagarle a las disqueras. Éramos legales. Si hubiéramos hecho el camino de Grooveshark de no pagar al comienzo, la hubiéramos tenido más fácil. Lo otro es que en Estados Unidos hubo la crisis y con ello los presupuestos de marketing se fueron al piso. Nosotros estimábamos que la gente nos iba a pagar por poner publicidad en la página. Obviamente nos pagaron grandes como Pepsi, Gillette y un par de empresas más, pero no teníamos dinero suficiente y nos quebramos muy rápido.

09 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué embarradas debe tener en cuenta un emprendedor de esas primeras quiebras?

J.A.: Suponer cosas optimistas no siempre es tan interesante. Hay que ser sumamente negativo a veces. El otro día René Rojas decía que quebrarse es como hacer un doctorado y en efecto quebrarse le enseña a uno muchas cosas sobre uno y sobre el negocio. Desde ahí, quedamos David mi socio y yo.

10 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué hicieron después de la quiebra con tu socio?

J.A.: Teníamos varios computadores pero no teníamos plata. Tenia un par de tarjetas de crédito. Podíamos intercalarlas y comer un mes con una y otro mes con otra. Buscamos proyectos para financiarnos. Por Twitter nos llegó el primer proyecto, alguien dijo algo así como: “¿Alguien sabe de Java empresarial?”. Nos ganamos un proyecto y con eso tuvimos como para 4 meses. Con eso también contratamos alguien más. Conseguimos más proyectos y contratar más personas. Luego llegó otro socio.

11 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cómo se llamaban en ese entonces?

J.A.: Nos llamábamos TechPyme cuando la época de “Sonido Local”. Cuando se quebró ese proyecto murió TechPyme. Para ese entonces ya sabíamos que queríamos hacer productos y qué era lo que nos gustaba, no teníamos plata, pero tampoco queríamos ir a trabajar a un ambiente laboral. Buscamos proyectos y financiamos los productos. Teníamos ideas de proyecto pero arrancábamos pocas porque también conseguir dinero no ha sido fácil. Decíamos que no a muchas cosas, cuando sentíamos que no era un proyecto para nosotros. Digamos que decirle a un cliente que no es difícil, la gente a veces se enoja por eso; pero es que también hemos tenido siempre una mentalidad de que no queremos crecer mucho sino más bien permanecer más o menos pequeños en personas.

12 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuál es el objetivo de que Monoku no crezca demasiado en personas?

J.A.: Para mi esta es una empresa de lifestyle. Yo quiero que la empresa sea como una familia. Hasta hace un tiempo siempre íbamos a almorzar todos juntos. Al ser chiquitos, es una experiencia diferente.

13 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿En qué momento nace Monomi como producto?

J.A.: Monoku nace en junio del 2009 y empezamos a hacer proyectos por recomendación. Entre eso nos llegó un proyecto de domicilios. Con el tiempo varios restaurantes nos contactaban y nos dimos cuenta que había una necesidad ahí latente porque la gente no está encontrando la forma de vender esos productos por internet. Dijimos, ¡Wow! Deberíamos hacer un sistema de restaurantes. Con el tiempo nos dimos cuenta que podíamos no solo montar este tipo de tiendas sino de muchas otras, incluso raras.

14 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿De qué mas se dieron cuenta?

J.A.: De la usabilidad. Vimos que la gente tiene dificultad para comprar y vender en línea. Viendo lo que otras personas de tecnología proponían, era algo así como: “Hágalo con esta solución Open Source y le vale tanta plata. Porque yo se la voy a montar y se la voy a configurar pero le cobro estos millones”. Otros lo que decían era, “Yo se la hago desde cero y le vale también este dinero”. Lo que vimos es que había una necesidad clara.

15 •  Sobre tí

A.F.P.: ¡Y lanzaron!

J.A.: Exacto. Nos lanzamos al agua. La idea siempre ha sido hacer producto. Nunca habíamos hecho un producto y si no es ahora no es nunca. Lanzamos el proyecto internamente. Se asumieron roles. Unos meses después lanzamos el beta privado. Seleccionamos unos beta testers, los invitamos a desayunar y les dijimos, “Mire, tenemos esta tienda. Tiene muchos errores. Ayúdenos y les regalamos un par de años gratis, etc.”

16 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuál fue el perfil de los beta testers?

J.A.: Buscamos en Facebook gente que ya tuviera tiendas, que vendieran informalmente, diseñadores amigos. “La furia” vendía a través de Flickr, otra gente vendía a través de Facebook. Una semana después integramos PagosOnLine porque ni siquiera lo habíamos integrado cuando lo lanzamos. Lo bueno de los beta testers es que hacían presión positiva sobre nosotros. Con ellos corregimos bugs, etc. Era noviembre y todavía nos sentíamos crudos.

17 •  Sobre tí

A.F.P.: Y me imagino que querían estar listos para diciembre…

J.A.: Es que en diciembre es cuando la gente más necesita comprar. Si no lanzábamos pronto no íbamos a saber si eso funcionaba bien. Entonces dijimos, “Dejemos el registro gratis hasta enero y que el que quiera se registre”. Lanzamos esa promoción y de ahí a mediados de diciembre se registraron más de 500 tiendas. No recolectamos dinero pero hubo muy buenos comentarios, prensa, etc.

18 •  Sobre tí

A.F.P.: Monomi es el sitio que hostea mi tienda, pero ¿Una persona puede vincular su propio dominio a la tienda?

J.A.: Cualquiera de los dos. Le ofrecemos a la gente un espacio donde puede promocionar su marca. La diferenciación con las grandes competencias locales es que tengo mi propio espacio de marca y tengo mi propio dominio si quiero. Lo otro es que nos hemos enfocado en que sea muy fácil para el usuario usar Monomi.

19 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué funcionalidades ofrecen actualmente?

J.A.: Cuando arrancamos teníamos una tienda básica con unos productos, de los cuales se podía pedir en línea. Después agregamos un sistema donde el tendero puede mandar mensajes con las personas y hacerles seguimiento. Ya se puede también tener las tiendas en Facebook, creándolas con dos clics. La tienda se puede cerrar también. Esto pasó porque uno de los clientes se iba de vacaciones y nos dijo que no iba a poder atender la tienda. Hace poco también agregamos la posibilidad de adicionar una página de inicio para que las tiendas no se vean todas igualitas. Se pueden destacar productos si tenemos promociones.

20 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿El único medio de pagos es entonces PagosOnLine?

J.A.: Ya estamos terminando la integración con Interpagos. Ya tenemos beta testers probándolo.

21 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué les dirías a los que quieren montar una tienda en línea?

J.A.: Si quieres montar una tienda tienes dos opciones. Puedes usar una opción Open Source con Joomla, VirtueMart, Magento, Prestashop o lo que sea. O le pago a alguien para que me haga una solución. Cualquiera de las dos opciones se puede tomar su tiempo. Hay que saber de hosting, tener servidores, configurar un dominio. En cambio en Monomi la decisión se toma súper rápido. Si quiere montar una tienda y tiene los productos listos, demora 5 minutos.

22 •  Sobre tí

A.F.P.: Me imagino que todo este tema del hosting ya está automatizado…

J.A.: Si claro, es que nosotros ofrecemos la plataforma con el hosting. Solo te registras y queda andando. Ahí hay unas instrucciones sencillas de cómo tirar el dominio hacia Monomi y se acabó. Si es PagosOnLine o Interpagos solo ingresas usuario y clave y se acaba. La idea es que sea lo más sencillo y que la persona se dedique a vender y promocionar los productos.

23 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Es personalizable la tienda?

J.A.: Si. Esa fue otra de las cosas que también lanzamos. Al comienzo todas las tiendas se veían igualitas. Luego lanzamos el editor de temas. La filosofía es que no queremos que la gente haga CSS, HTML ni nada técnico sino que todo sea haciendo clics. Puedes cambiar fuentes, estructura de la tienda, entre otras cosas.

24 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuántas tiendas están usando ahora la plataforma?

J.A.: En este momento tenemos 1062 tiendas.

25 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Hacia dónde quieren llevar el producto Monomi?

J.A.: Mejorar todavía más su uso. Queremos pulir lo que hay sin meter nuevas funcionalidades.

26 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuál es el modelo de monetización?

J.A.: Para tener tu tienda pagas un fee mensual. No intervenimos en tus transacciones de venta. Cobramos por tenerte la tienda en línea. Hay inversionistas que nos han preguntado por qué no intervenimos con un porcentaje de la transacción. Digamos que es algo que está abierto a discusión, pero yo creo que nos vamos hasta fin de año así.

27 •  Sobre tí

A.F.P.: He visto el caso varias veces de agencias o casas de software que se enfocan en sacar un producto. ¿Qué nos dices de eso?

J.A.: La gran inspiración es basecamp, quienes al comienzo eran una casa de desarrollo que eventualmente hizo un sistema interno de gestión de proyectos, dada su necesidad. Al final les gustó tanto que lo empezaron a vender. Les empezó a dar más plata. Ahora tienen 5 productos y son un equipo de 30 personas. Nuestra visión desde que empezamos era hacer productos, pero necesitábamos dinero y un equipo muy bueno para poder hacerlo. Hemos visto como inclinar la balanza hacia el producto. Desde luego tenemos más ideas de productos y nuestra pasión es larga.

28 •  Sobre tí

A.F.P.: En la parte final tenemos los consejos de emprendimiento. ¿Qué les dices a los lectores desde tu experiencia?

J.A.: Es complicado porque tengo dos visiones. La primera es muy, “Váyase de una contra el mundo”. Yo diría que si es joven, no tiene hijos y tiene la casa de los papás para caer, ¡Hágale! Porque finalmente si usted se quiebra se devuelve donde está su papá y ellos lo mantienen. Eso fue lo que pensé yo si me quebraba, que en últimas iba y les pedía que me mantuvieran un par de meses. Por otro lado, creo que es bueno tener experiencia antes de emprender.

29 •  Sobre tí

A.F.P.: Son dos visiones distintas. ¿Qué mas?

J.A.: Lo más importante sería que empiecen a dejar de pensar que somos un país tercermundista. Si hablamos netamente de emprendimiento digital, quitemos entonces todas las excusas para hacer cosas mundiales. Dejen de pensar local y piensen global. Igual se tienen que esforzar un montón. La gente a veces cree que esto es fácil. ¿Por qué restringir si está en internet? Cualquiera puede venir a la página y no está restringido por país. Piensa en los usuarios.

30 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué nos dices acerca de las universidades?

J.A.: Yo ya tengo claro que a mis hijos no los voy a hacer perder el tiempo en una universidad. Les diré que tuve la universidad – no sé si desafortunadamente – pero ya la viví. Ya la pasé. Este de hecho es un punto muy personal en el cual David no está de acuerdo conmigo: a mi la verdad no me importa si una persona tiene título o no hoy día. Seguimos teniendo el modelo educativo que funcionaba bien cuando estábamos en la era industrial. Era el monopolio del conocimiento. Hoy día no existe eso, la universidad hoy está llamada a mandarse a recoger o evolucionar. Y aprendan a shippear.

31 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Shippear? :/

J.A.: Lanzar. Lo más difícil en esto es lanzar productos y aprender en el camino. Hay que aprender a ser chambón. A los chicos más jóvenes aquí de Monoku yo les digo: “Soy una persona chambona a veces porque hay que lanzar. Si uno no lanza no se da cuenta de muchas cosas y hay veces que por el camino del perfeccionismo no se llega a nada”. Hay que saber lanzar. Eso es un arte.

32 •  Sobre tí

A.F.P.: Consejos entonces para aprender a lanzar…

J.A.: Un frase que me gusta, aunque no me acuerdo quién lo dijo es: “Si no te da pena tu producto, lanzaste muy tarde”. Lo otro es aprender a priorizar. Encontrar el foco. Hay que encontrar qué es lo más importante de hacer y no solo hacerlo primero sino perfecto. Yo no me voy a enfocar a hacer todo el sistema sino primero lo más importante. Que quede muy bueno y luego ahí si empiezo a construirle encima cosas. En el camino lanzar así, uno sabe que busca la perfección en aquello en lo que se enfocó pero a lo mejor hay algo que no está tan listo: ¡Lanzar así! Hay que pensar mucho en el usuario.

33 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Algo más de lo que hayas visto?

J.A.: Lo otro que he visto últimamente es que hay dos elementos que están de moda con los startuperos tecnológicos de Bogotá, primero: Gammification. Creo que está sobrevaluado. Todos quieren usarlo acá. Yo creo que en ciertos productos mejora la experiencia del usuario y en otros no es tan importante. Les recomiendo que no se dejen llevar por todas las tendencias, eso no es tan bueno. Lo segundo y aún más importante: es que uno a veces ve startuperos haciendo AB Testing con un par de usuarios. ¡No! Una de las cosas que hacemos aquí en Monoku y es un poco atípico, es que no hacemos tanto Data Driven Design. Creo en la filosofía de que los usuarios te dicen cosas, pero para innovar no hay que seguir lo que dice el usuario sino realmente crear. Si uno sigue solamente los datos va a terminar haciendo un producto muy genérico. Tienes que tomar decisiones a veces muy radicales. Los productos que creo que sobresalen son los que en su momento tuvieron decisiones fuertes. Hay gente que no le gusta Monomi y a otros que les encanta Monomi. Eso para mi es que estamos haciendo las cosas bien.