#StartupsCol - StartBull

SANTIAGO PINEDA
Debemos tumbar todos los tabús que existen sobre emprender. Eso de que se necesita tener plata, conocimiento, súper técnicos para empezar. ¡Empiecen! En el camino uno lo va resolviendo. Eso es lo bueno, uno aprende poco a poco. Mil veces me ha dado durísimo.

Ficha técnica de la entrevista

Fecha: Junio 01 de 2012
Ciudad: Bogotá
Tipo entrevista: No estructurada
Subtipo: Focalizada - Convergente
Etapas: Origen, Startup y Consejos
Recopilación: Grabadora de audio
Video: Si
Autorizó divulgación: Si
Publicación: Transcripción
¿Qué buscaba esta entrevista?
[En construcción. Pronto les contaré]

01 •  Sobre tí

ANDRÉS FELIPE PEÑA: Eres bastante joven Santiago. Cuéntanos para empezar sobre ti. Entiendo que este emprendimiento viene de acelerarse en Chile y Brasil. ¿Quién es Santiago Pineda?

SANTIAGO PINEDA: La verdad no he trabajado en ninguna parte. Desde que estoy en el colegio, más o menos en grado 11, me nació la vena emprendedora. La verdad fue después que hablé con mi papá. Él toda la vida ha sido empleado, es ingeniero civil y una vez me dijo muy pensativo: “Uno se mata trabajando, me pagan un sueldo X y la empresa cobra por mí 10 veces ese dinero”. Cuando mi papá me dijo eso pensé, “No le pienso trabajar a nnnnnadie. Quiero empezar a trabajar por mi cuenta y que lo que yo trabaje lo vea yo y no otra persona”. Ahí empecé con las ganas de ver en qué emprendía.

02 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Hace cuánto tiempo decides entonces emprender? ¿Qué año fue?

S.P.: Fue en 2004. Pero no empecé nada, primero por el miedo por en tan poca edad ponerme en responsabilidades que no debería tener. Apenas entré a la universidad a estudiar economía dije, “Ah! Que carajo! Empecemos algo!”.

03 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuál crees que sea el valor de empezar desde tan joven a emprender? En primer semestre como tu…

S.P.: Yo lo vi así: “Bueno, cuando uno empiece a trabajar en algún lado tal vez diga, ‘Ah! Estoy ganando algo. Tengo unos ingresos y salirme de ahí va a ser mucho más difícil’”. Aunque también es necesario empezar a ganar dinero cuando salga porque para eso estudié. Me di cuenta que una empresa no se forma en uno o dos años. Por eso la idea era que al salir de la universidad tuviera una empresa con unos ingresos. Era aprovechar el tiempo durante la universidad en el cual no tenia la necesidad de estar generando plata.

04 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Tenias algún socio montado en esa idea?

S.P.: Busqué socios y no encontré nada. Ese era uno de los miedos de empezar. Decía, “Ah! Yo solo empezar!”.

05 •  Sobre tí

A.F.P.: Es que buscar socio es como conseguir pareja… [Risas]

S.P.: Primero eso, pero también que solo en esas edad uno piensa que se está tomando muchas responsabilidad por mi cuenta y encima ¡solo! No conseguí pero al final me lancé porque de lo contrario no empezaría nada. Armé una empresa de flores por internet. La gente podía ir y comprar un arreglo de flores para regalárselo a alguien.

06 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Un emprendimiento para vender flores? ¿Por qué?

S.P.: Nació más como una oportunidad. El dólar estaba muy bajo y las empresas de flores estaban mal porque tenían un exceso de stock que no podían vender. Yo les dije, “¿Por qué no las empiezan a vender en el mercado nacional?”. La idea era que lo hicieran en una plataforma.

07 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cómo te fue con la venta de flores por internet?

S.P.: No fue muy grande. Como todo sueño, uno cree que todo es demasiado fácil, pero cuando uno llega a la realidad se da cuenta que hay bastante qué hacer. Me fue bien para mi edad. El problema fue cuando el dólar empezó a subir nuevamente. Estas floristerías me empezaron a enviar el stock que no pasaba los controles de calidad. Entonces empezó un problema muy grande con los clientes porque no les podía garantizar nada. Decidí no seguir porque primero, no estaba cumpliendo con las expectativas del cliente y ponerme a buscar por otro lado, subir precios, etc. Lo abandoné luego de un año.

08 •  Sobre tí

A.F.P.: Y seguiste estudiando… ¿Qué paso en la universidad?

S.P.: Pensaba en lo que decías que varios invitados aquí critican la universidad. Yo creo que lo que les falta es el chip de “Necesidad de aprender”. Es decir, si yo tengo en qué practicarlo es mucho más lo que estoy tomando en la universidad. Por ejemplo gente que no tiene nada que ver llega a mostrar una diapositiva, uno se sienta, pasa el rato y nos vamos. En cambio, si tienes donde aplicarlo estás absorbiendo mucho más. Obviamente hay cosas que descartas porque no te interesan. Me pasó en varias clases que sentía que estaba ahí sentado perdiendo el tiempo; pero otras si pensaba, “Esto lo puedo meter, lo puedo juntar con esto…”.

09 •  Sobre tí

A.F.P.: Te gradúas entonces de economía. ¿Qué pasó luego?

S.P.: Cuando terminé con lo de las flores empezó el auge de Forex. Me empecé a meter en el tema. Bajé un demo y empecé a invertir en eso. Leía un montón.

10 •  Sobre tí

A.F.P.: Quiero hacer énfasis en eso: ¡Hay que estudiar un montón! No importa en lo que quieras emprender, no es entrar pensando que llegué a Forex y me hice rico, que me gané una licitación y me llené de dinero y ya…

S.P.: Totalmente. Al meter mi plata en Forex empecé a practicar y a leer. Pasé en ese sistema de tener una cuenta de 50K USD a 350K USD en dos semanas. Pero entonces de lo que leí me di cuenta que necesitaba un mejor capital para entrar porque si no los márgenes se los iba a comer cualquier bajada del mercado. Ahí empecé a contarles a mis amigos y mostrarles la posibilidad de ganar.

11 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuántos eran entonces los que experimentaron en Forex?

S.P.: Éramos 10 personas consientes del riesgo y queriéndolo hacer muy bien. Entramos como un grupo, a reunirnos todos los días y hacer análisis de mercado para invertir. Metimos como 2 mil dólares para ver cómo nos iba. Juiciosos hicimos los análisis y todo, pero justo en ese momento fue la crisis de 2008.

12 •  Sobre tí

A.F.P.: ¡Excelente! Un grupo de economistas universitarios experimentando…

S.P.: Vivimos toda la crisis de la bolsa y en menos de un día se fue todo el dinero. A mí me siguió llamando mucho la atención el tema. Obviamente ya uno empezaba a analizar los perfiles de las personas con las que estábamos en ese momento para emprender.

13 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Conservas algún socio de esa época?

S.P.: Ninguno. Pero bueno, lo que hice fue seguir inquieto y empecé a mirar el mercado accionario colombiano. No encontraba ningún simulador de bolsa con el que pudiera practicar, donde pudiera ver que tan bueno o malo era para eso. La bolsa tiene un concurso para eso, yo me metí, pero solamente duraba un mes. Se llama http://www.bolsamillonaria.com.co

14 •  Sobre tí

A.F.P.: La solución era entonces hacer un simulador…

S.P.: Tal cual. Yo veía a todos mis amigos metiéndose a simuladores de bolsa en Estados Unidos, y decía: “¿Por qué no se meten a uno colombiano?” Y es que no había. Metámosle entonces la ficha a eso para desarrollarlo. Fui a averiguar cuánto costaba el desarrollo, y salía mmmmuy caro. Pensé que no podía ser que por eso se muriera el proyecto y la idea.

15 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué hiciste cuando te cotizaron un montón de dinero por construir ese producto?

S.P.: Me metí a la biblioteca de la universidad y empecé a aprender programación. Tenia un código de ejemplo, lo copié exactamente y empecé a modificarlo. No tenia nada que ver con bolsa ni nada, era algo sobre manejo de sesiones en aplicaciones web. Hubo cosas que no entendía entonces me tocaba en Google, “¿Cómo hacer tal cosa en tal lenguaje?”. Y de ahí empecé a hacer el simulador.

16 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Terminaste el simulador hecho desde cero?

S.P.: Efectivamente lo terminé. Fueron como 4 meses. Tampoco fue mucho, teniendo en cuenta que empecé de cero. Pero en ese momento era muy difícil acceder a datos. Conseguir directamente datos de la bolsa no era fácil porque no teníamos la plata para pegarnos de un API o pagarle a la bolsa por ellos.

17 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cómo conseguían entonces los datos de la bolsa para el simulador?

S.P.: Lo que hicimos fue que todos los días manualmente agregábamos los datos. Ahí fue cuando me di cuenta que solo no podría hacer este proyecto porque no daba a vasto. Una de las personas que se había metido con nosotros en Forex se unió como socio y le di el 30% de la empresa. En un año, que fue lo que duró la empresa, tuvimos más de 10.000 usuarios registrados. Fuimos el primer simulador de bolsa gratuito en Colombia.

18 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué pasó entonces? ¿Todavía funciona ese simulador?

S.P.: No. Fue más o menos hasta 2009 cuando tuvimos un problema. Resulta que mi socio empezó a trabajar en una firma de bolsa justo cuando estábamos terminando la universidad. Empezó a descuidar mucho sus labores y lo más grave fue que utilizó la base de datos que teníamos para conseguir clientes allá. Todo sin autorización mía ni nada. Hubo entonces un problema muy serio en la parte legal porque los usuarios se empezaron a quejar porque recibían publicidad e invitaciones de inversión sin haber aprobado eso.

19 •  Sobre tí

A.F.P.: Wow! Se pudo complicar bastante el tema en lo legal. ¿Cómo lo resolviste?

S.P.: Me tocó a mi enviar un correo personal diciendo que eso había sido uno de los socios sin autorización de nadie. Fue un problema demasiado complicado, en el que de la desmotivación yo decía, “Ah! Me maté trabajando tanto en esto para que alguien así de irresponsable vaya echar todo a perder”. Estaba muy desmotivado y con ganas de salir de todo eso.

20 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Pero eso llegó hasta litigio? ¿Qué tan profunda fue esa crisis?

S.P.: No. Se dañó la imagen de la empresa. Precisamente porque pudo haber un problema legal fue que decidimos liquidar la empresa. Duré un mes sin hacer nada, estudiando nada más. Mucha desmotivación. Después de ese mes dije, “Ah! Que estupidez! Esta es una buena idea. Tenia 10.000 usuarios. No puede morir así el proyecto. No, no, ¡no!” Me metí en la cabeza eso y a comienzos del 2011 me puse otra vez a repensarlo y dije, “Voy a hacer algo muy similar, pero lo voy a hacer de manera social y global, empezando por Latinoamérica”.

21 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya que nombras Latinoamérica, tengo entendido que Chile y Brasil son muy grandes en eso…

S.P.: Brasil es grande, llega casi a un 11% de hogares. Pero es que si miras en Estados Unidos más del 50% de hogares invierten en bolsa. En promedio Latinoamérica no sobrepasa el 3%. Por eso en la crisis del 2008 se afectó tanto la clase media.

22 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Y de esta inversión de los hogares en bolsa, qué nos cuentas de Colombia?

S.P.: Viene creciendo enormemente. El año pasado pasó de 500 mil hogares a un millón invirtiendo en bolsa. Duplicó el número de hogares en un año. Lo mismo pasa ahora en Perú, Chile… Influye también que muchas más empresas han empezado a abrir sus opciones de inversión. Entonces, entrar a un mercado donde solamente hay 10 acciones, pues no permite que se diversifique el portafolio. Pero a medida que haya más opciones de inversión es muy bueno. Las empresas saben eso y cuando van a salir a bolsa hacen despliegues enormes de publicidad, mira nada más el caso de Ecopetrol. Davivienda hizo también una gran campaña. Mi tesis de hecho fue sobre integración de algunos mercados en Latinoamérica y creo que es importante mostrarle a la gente que no solamente se puede invertir en Colombia.

23 •  Sobre tí

A.F.P.: Excelente. Ahora sí el pitch: ¿Qué es Startbull?

S.P.: Es una red social financiera donde un simulador de bolsa de los principales mercados latinoamericanos se une con herramientas sociales. ¿Qué buscamos con esto?, que la gente a través de la experiencia y las opiniones de otros, alimente las suyas propias y las de la comunidad. Nuestra filosofía es que la rapidez de aprendizaje de manera individual es muy lenta, mientras que si tienes una mente al lado que te jala, te aporta, etc., el conocimiento es mucho más útil y es más rápido acceder a él. La idea fundamental es democratizar el conocimiento de los mercados de capitales.

24 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Dónde entra Startup Chile en esta historia?

S.P.: En 2011 ganamos Startup Chile. Resulta que mis papás se fueron a vivir a Chile y mi papá me comentó un día que estuve visitándolo, que había una iniciativa del gobierno en que les están dando 40 mil USD. Al volver a Colombia lo busqué y decidí empezar con StartBull. En este punto, no quería empezar solo y entonces busqué tres socios más: Eduardo Gartner, ingeniero industrial; Juan David González, diseñador y uno de mis mejores amigos; mi hermano que está estudiando administración de empresas. Nos unimos para enviar el plan de negocios y lo enviamos. Sin saber si habíamos pasado o no empezamos a hacer los diseños de la plataforma y a programarlos. Después nos fuimos para Chile y estuvimos 6 meses allá.

25 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué nos puedes contar de la escena Startup en Chile?

S.P.: Es un ambiente distinto al de Wayra aquí en Colombia porque no se tienen mentores. Te dan el dinero en USD y espacio de oficina y ya. Son 100 proyectos en cada ronda, unos 300 proyectos al año. Lo bueno de allá es que el networking es enorme. Asi no hayan mentores, el tipo sentado al frente tuyo puede haber fundado una empresa enorme en internet. Lo tienes ahí, tu le preguntas y el tipo dice, “Claro! Has esto, esto, esto…” Empiezas a tener opiniones de personas de todas partes del mundo que han tenido experiencias diferentes y te empiezan a enriquecer lo que estabas haciendo. Vimos la necesidad de contratar un programador…

26 •  Sobre tí

A.F.P.: Claro! Necesitaban programador porque aún en esta historia no veo el CTO…

S.P.: Y todavía no lo hay [Risas]. En Chile no encontrábamos alguien como lo queríamos y se nos estaba acabando el tiempo. Al final hicimos un outsourcing de programación y conseguimos una empresa en Argentina que nos recomendaron otros emprendedores de Startup Chile.

27 •  Sobre tí

A.F.P.: Me imagino que Startup Chile les pedía un MVP…

S.P.: No nos lo pedían. Digamos que yo hice incluso una versión alpha que tuvo casi 3000 usuarios. Esta versión la hicimos en unos 20 días. Tuvimos un problema y es que el manejo de datos era enorme y empezó a caerse. Las consultas a las bases de datos fueron muy grandes y empezó a caerse la página. Eso pasó porque la programación que tenia esa versión no era la mejor. Había problemas con el código. No se cerraban las consultas a las bases de datos y al final eran tantas que tumbaban la instancia y moría.

28 •  Sobre tí

A.F.P.: Pero eso mejoró con lo hecho en Argentina…

S.P.: Sí. La programación es muy buena. Subimos a 5000 usuarios. Hace poco alcanzamos esa cifra. Y bueno, se gastó el dinero que entregó Startup Chile.

29 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué lineamientos te dan para gastar ese dinero? [Risas] Alguien podría pensar que pudieron salir a comprarse un carro con eso…

S.P.: No porque es gasto propio y rembolso. Si ellos no aprueban el gasto, tienes un problema. Entonces hay un control en el tema financiero.

30 •  Sobre tí

A.F.P.: Entiendo. Terminado Startup Chile, ¿En qué momento fueron a Brasil?

S.P.: Hay un concurso de emprendimiento muy importante en Latinoamérica y España. Se llama Innova. Quedamos seleccionados en los 20 finalistas, dentro de 400 o 500 empresas. Fue en Sao Paulo y fueron solamente 3 días. La otra versión de Innova es en Madrid, fue donde hace poco ganamos en la categoría de Banca Servicios Financieros. Entonces estamos muy contentos porque entregan hasta 100.000 euros.

31 •  Sobre tí

A.F.P.: Felicitaciones. Vuelves a Colombia y ¿Qué es lo que encuentras en el ecosistema de emprendimiento digital?

S.P.: La verdad no estoy muy empapado aún porque volvimos hace poco. En Chile por ejemplo me preguntaban por el ecosistema colombiano y yo les decía, “No hay nada”. No había tenido la oportunidad de hacer networking con otros emprendedores aquí entonces mi percepción era nula. Pero cuando vuelvo, dijimos que debíamos meternos más de lleno y juntarnos con más personas. Fue una sorpresa ver que hay bastantes sitios donde se reúnen emprendedores colombianos, con bastante gente ya emprendiendo.

32 •  Sobre tí

A.F.P.: Mentores como por ejemplo Alan Colmenares están ayudando hace años a que las cosas pasen…

S.P.: Yo a Alan lo conocí por mi hermano. Entró a la universidad y con el plan que teníamos de involucrarnos más en emprendimiento, se terminó involucrando en un comité de emprendimiento a través del cual Alan dio unas charlas. Empezamos a hablar con él y además vimos la convocatoria de Wayra.

34 •  Sobre tí

A.F.P.: Cuéntanos sobre Wayra. ¿Cómo fue esa historia?

S.P.: Al volver ya nos estábamos quedando sin recursos y como ya habíamos visto que había Wayra Chile, le empezamos a seguir el rastro a la versión Colombia. Entramos y por fortuna quedamos seleccionados y ahora estamos en proceso de aceleración. Además, te cuento que en este momento todos los esfuerzos están en conseguir un CTO.

35 •  Sobre tí

A.F.P.: Dando un giro en la historia, ¿Qué crees que haga falta para que en Colombia se multipliquen los emprendedores de alto impacto? Pon el dedo en la llaga… [Risas]

S.P.: Necesitamos un gran ejemplo colombiano y que se quede en Colombia. Algunos como Andrés Barreto y Alex Torrenegra tienen bastante éxito pero manejan todo desde afuera. Tiene que haber un emprendimiento con un impacto enorme y que esté manejándose desde acá. Porque bueno, hay muchos emprendimientos que son súper importantes pero no son tan visibles. Digo, puede ser por ejemplo que su nicho sea muy empresarial y no tengan tanta visibilidad. Este es por ejemplo PagosOnline que por su naturaleza de negocio no son tan visibles. En Argentina, tu ves MercadoLibre y es una empresa muy visible y con un éxito enorme. Es raro que un emprendimiento Web sea enorme y yo creo que hace falta eso aquí en Colombia.

36 •  Sobre tí

A.F.P.: Para terminar Santiago, ¿Qué consejo les darías a los estudiantes universitarios que pueden estar pensando en emprender? ¡Encendamos la chispa!

S.P.: [Suspiro] Difícil. Yo más bien daría un consejo y es que debemos tumbar todos los tabús que existen sobre emprender. Eso de que se necesita tener plata, conocimiento, súper técnicos para empezar. ¡Empiecen! En el camino uno lo va resolviendo. Eso es lo bueno, uno aprende poco a poco. Mil veces me ha dado durísimo. Mil veces se me han borrado bases de datos con miles de usuarios y he pensado, “¿Ahora qué hago?”. Pero uno se fortalece y ahí va aprendiendo. Les diría eso a los futuros emprendedores.