#StartupsCol - Opination

RICARDO JIMENEZ
Con la economía como está la mejor opción es emprender. Pero debe ser algo que realmente le guste a uno. Si no es algo que te apasiona, no lo vas a hacer bien. Tiene que ser algo con lo que sientas que generas innovación.

Ficha técnica de la entrevista

Fecha: Mayo 07 de 2012
Ciudad: Bogotá
Tipo entrevista: No estructurada
Subtipo: Focalizada - Convergente
Etapas: Origen, Startup y Consejos
Recopilación: Grabadora de audio
Video: Si
Autorizó divulgación: Si
Publicación: Transcripción
¿Qué buscaba esta entrevista?
[En construcción. Pronto les contaré]

01 •  Sobre tí

ANDRÉS FELIPE PEÑA: ¿Quién es Ricardo Jiménez y cuando empiezas con el tema de emprendimiento?

RICARDO JIMÉNEZ: Yo soy comunicador social con énfasis en publicidad de la Universidad Javeriana. Como emprendedor arranqué hace más o menos 4 años con mi hermano, quien ha sido mi socio en todo lo que he hecho. Lo que pasó fue que mi hermano desarrolló en un software de educación para los colegios. La idea es que estudiar fuera divertido y facilitarle un montón la vida a los profesores.

02 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Ese producto era de multimedia?

R.J.: Si. Era un juego que en principio era solo para aprender inglés, hacia que los niños se divirtieran practicando. Las tareas eran juegos. Los profesores hacían las tareas y las evaluaciones en dos clics. Quedó en un producto muy chévere, hasta un poco avanzado para esa época. Se empezó a negociar y no le fue muy bien en la parte comercial. En esa época yo todavía estaba en la universidad y decidí empezar a ayudarlo sin ningún interés de nada más allá de ayudarlo. Empecé a ir a las reuniones en los colegios para comercializar el proyecto. Al final terminó siendo complejo porque los colegios son negocios familiares y es complicado entrar allá.

03 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuánto valía esa solución?

R.J.: Para el colegio no valía nada. Nuestra propuesta es que se incluyera en la lista de libros y se le ofrecían 5 licencias gratis a los colegios. Para los padres de familia costaban como unos $40.000 con 3 cuentas. Pero no, parece ser que es un tema complejo con los colegios. Tenia como 15 juegos para aprender idiomas y todas las calificaciones se enviaban a los profesores. Incluso había algo como “Inteligencia” que permitía saber qué niños iban mal en qué palabras y qué había que reforzar. Era bien poderoso.

04 •  Sobre tí

A.F.P.: Y después de esa primera experiencia seguiste emprendiendo junto a tu hermano…

R.J.: Lo que dijimos fue, “Esto no está funcionando bien… vayamos a otro público objetivo y hagamos un juego similar para adultos”. Entonces desarrollamos algo llamado Dr Arrogant, una aplicación para Facebook. La idea era lo mismo: “Volver a la educación algo divertido”.

05 •  Sobre tí

A.F.P.: Esa aplicación la lanzaron empezando Facebook, si hablamos de 2007…

R.J.: Nosotros tuvimos la suerte de meternos en un mercado que estaba saliendo y aprender un montón. Fuimos de los primeros en Colombia en hacer este tipo de desarrollos. Lo único que conocimos que había en ese momento era un juego de tejo, pero de resto no había nada. Nosotros propusimos un juego con 500 palabras, 3 niveles, un tema de Gamefication fuertísimo. Al juego la fue muy bien! Tuvimos en dos meses un millón de minutos de juegos en 5 países en el mundo; pero no teníamos ni idea de ser empresarios. Tampoco sabíamos que la palabra “Startup” existía. Pensábamos monetizarlo pero como estábamos tan verdes, lo dejamos ahí un momento porque se venia algo muy bueno que eran las elecciones presidenciales de 2010. Hicimos una encuesta disfrazada de juego que se llamó “sentimetro”. Hicimos dos versiones del juego: una era para los precandidatos que había que arrojarlos a unos tanques, como pasa en el circo; pero entonces el contenido del tanque le daba o le quitaba puntos de popularidad. Podían ser cosas como votos, flores, o también pañales o desechos radioactivos. Hicimos un montaje con las caritas y todo lo demás era ilustración. Luego para el tema de los candidatos ya finales le metimos un tema de Gamification más fuerte. Cambiamos la idea de los tanques por unas islas, entonces tocaba cambiarlos a unas islas buenas o malas. Eso le daba créditos al usuario y eso le permitía comprar créditos de la comunidad al candidato. Más que comprar era invertir: en salud, educación, armas, en movilidad. Entonces se sabia la gente que esperaba de cada candidato.

06 •  Sobre tí

A.F.P.: Eso era una fuente de información inmensa!

R.J.: Si. En un mes recaudamos 180.000 votos. Fue jugado en 550 ciudades en el mundo.

07 •  Sobre tí

A.F.P.: Ahh en el mundo. No solo era Colombia…

R.J.: Pues los colombianos que estaban en muchas partes. Porque es que Dr Arrogant y este tuvieron mucha prensa. Dr Arrogant salió en la portada de la revista ENTER y Sentimetro salió en El Tiempo y de allí a un montón de lugares. Y bueno, ahí estábamos muy contentos con los datos pero aún sin un peso en el bolsillo. Ya llevábamos más o menos seis meses trabajando en eso pero igual se estaba complicando porque Dr Arrogant lo habíamos dejado quieto y era el que podíamos monetizar y Sentimetro era mucho más complicado…

08 •  Sobre tí

A.F.P.: Es que Sentimetro realmente fue como un experimento de Social Media… ¿Eso es entonces ya Vernevil?

R.J.: Si eso fue. De hecho Vernevil tiene el lema de “Social Media Lab”, porque nos gusta fregar y hacer cosas. En un comienzo se llamó “The Four Ies”, como “Las cuatro ies” en inglés. Un nombre imposible de entender, de escribir, de todo. Nadie sabía quién eramos aunque ya nos habían publicado en varias revistas. La usabilidad era terrible y ahí lo cambiamos a Vernevil pensando que era más fácil pero tampoco. Viene de Julio Verne, “La villa de Verne” porque siempre nos ha gustado el tema de la gente visionaria que cambia el mundo. En ese entonces estábamos mal de plata, pero aunque no nos interesaba mucho hubo algunas presiones de personas cercanas para dejar de jugar. Seguimos dándole y haciéndonos los locos. Fue cuando nos llamaron dos agencias de publicidad, les mostramos, les gustó y sacamos dos proyectos de marcas. Vimos que por ese lado había un mercado interesante y nació Vernevil. Eso fue hace casi 3 años y hemos hecho un poco más de 70 proyectos para marcas y agencias de publicidad que casi todo ha sido Facebook.

09 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Por qué eligieron Facebook para desarrollar?

R.J.: Nosotros cuando arrancamos decidimos que teníamos que enfocarnos en algo. No queríamos disparar a muchos lados. Entonces dijimos “Bueno, seamos una agencia especializada solo en Social Media. En Social Media, lo más fuerte por lejos que hay en Colombia es Facebook. De hace 3 años acá hemos hecho 70 aplicaciones para crear audiencias o aumentar audiencias. Concursos, juegos, temas que le den valor agregado al público objetivo. Sin embargo, nunca dejamos de lado la pasión por generar proyectos propios.

10 •  Sobre tí

A.F.P.: Si, porque hasta este momento me has contado que hacían servicios de consultoría, de desarrollos para otras marcas, pero lo fuerte no era lo propio.

R.J.: Un error táctico fue pensar que Vernevil daba para todo. Para hacer cosas con agencias y para tener nuestros proyectos propios, pero en el camino nos dimos cuenta que no es así. Empezamos unos 4 proyectos propios que llegaba un momento donde nos contrataba una marca, nos tocaba dejarlo ahí quieto y se moría. Estábamos aburridísimos con eso porque tenemos proyectos bien chéveres, por ejemplo un juego al 50%. Hicimos también una cosa muy chistosa para conciencia ciudadana que se llamaba “El vigilante”, un concepto todo loco. Era un símbolo que denunciada las cosas malas que hay en la ciudad, con el propósito que todo el mundo se volviera ese vigilante.

11 •  Sobre tí

A.F.P.: Un vigilante basado en Crowdsourcing…

R.J.: Eso. vigilar, tomar fotos, denunciar. Ahí logramos salir en televisión, pusieron un policía en un lugar donde había una infracción pero lo mismo: sin monetización.

12 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya iban varias veces sin monetizar. ¿Quién es el creativo detrás de todas esas ideas?

R.J.: Nosotros tenemos un modelo bien diferente al tradicional empresarial. Nuestros principios se basan en un esquema horizontal donde no hay jerarquías sino líderes. Todos, ingenieros, diseñadores, somos 7 personas. Siempre que hay un proyecto nos reunimos todos o si alguien tiene una idea. Es algo colaborativo. Con eso todos sentimos que las ideas son de todo y las queremos sacar adelante. Es mucho más valioso porque yo no creo que la creatividad sea un tema de estudios sino de personalidad. Entonces, los enfoques diferentes ayudan un montón en esos procesos.

13 •  Sobre tí

A.F.P.: Un Brainstorming 100%. ¿Entonces la transición hacia OpiNation salió de Vernevile?

R.J.: Estábamos aburridos de no poder diferenciar las cosas y fue cuando nos metimos en el mundo del emprendimiento. Saber cómo funcionan los Startups, vimos lo de “Lean Startup” para hacer desarrollos pequeños. Empezar a tocar cosas más puntuales. Para buscar inversión por ejemplo es mucho más fácil sobre algo puntual, no como en Vernevil que tiene toda una lista de productos diferentes. Fue hace 4 meses donde nos organizamos un poco mejor y conseguimos un grupo de gente que se dedicó a Opination. Sin embargo todos participamos en Vernevil en ideas, desarrollo, pero sacamos aparte este equipo. Nos coincidió con diciembre que no hubo mucho trabajo entonces fue perfecto. Lanzamos una versión Alpha que le fue bien y luego una Betta. En ese tiempo conocí a Alan y le gustó un montón la idea. En dos meses y medio teníamos más de 100 mil usuarios y más de 180mil respuestas. Ya en esa época teníamos claro cómo llegar a un millón de usuarios sin lio. Esta es una promesa bien importante para una Startup. Pero Alan nos dijo que revisáramos el tema de Engagement. Lo miramos y proyectamos que cuando invirtiéramos la plata para llegar a un millón de usuarios tuviéramos una herramienta la locura. En esa época se nos cruzó el StartupWeekend. No concursamos con una idea nuestra sino por la experiencia. Todos los mentores que habían ahí, apenas tenían un huequito le decíamos “Oiga, mire OpiNation”, y nos dieron palo como loco. Nos destruyeron la idea un montón de veces lo cual fue buenísimo y empezamos a pensar el modelo de negocio. Luego vino Wayra y todo ha sido un proceso de aprendizaje durísimo. Finalmente la conclusión es que lo que estamos planteando con Opination es generar un cambio de paradigma, porque hasta ahora la investigación de mercados es un tema super aburrido. Tan aburrido que muchas veces se le paga a la gente para que lo responda; sesgado por eso mismo.

14 •  Sobre tí

A.F.P.: Alan cuando me dio buenas referencias de ustedes, dijo 10 mil veces “Divertido!”

R.J.: Lo que estamos haciendo es que responder preguntas sea divertido. Esto es un cambio en el esquema mental bien fuerte. La gente no está respondiendo un investigación sino que se está divirtiendo en una comunidad. Lo segundo que hacemos es que estamos eliminando los intermediarios. Esto hace que las investigaciones sean carísimas. Hicimos el experimento con otras firmas y una encuesta en Bogotá para 500 personas costaba $7’400.000 y se demoraban cuatro semanas en entregar los datos. Nosotros proponemos sacar 5000, 6000 datos que son igualmente confiables por perfil de intereses, edad, género y ubicación, con un clic a 25USD. No solamente estamos cambiando el mercado actual sino abriéndolo a mucha gente que no tiene como hacer eso: estudiantes, profesores.

15 •  Sobre tí

A.F.P.: Esta herramienta no tiene antecedente en Colombia, pero ¿En el mundo?, ¿Qué dice lo que investigaron sobre esto?

R.J.: No hay ninguno en el mundo. Digamos que ahí el tema es que cuando hemos hablado con mucha gente, siempre se van a los referentes como SurveyMonker, Yahoo! Answers. Esos son herramientas que hacen dos cosas: una encuesta en digital, que sigue siendo una encuesta pero aburrida. Y la otra son las respuestas pero con contenido poco relevante para quien hace la investigación. Nosotros queremos que se convierta en algo nuevo, en una disrupción en el mercado.

16 •  Sobre tí

A.F.P.: Siguiendo adelante, ¿Cómo ha sido la experiencia con las personas técnicas detrás de todas estas aplicaciones? ¿Difíciles de conseguir?

R.J.: Ese es un tema bien importante. Hay dos cosas: primero que los fundadores que somos mi hermano y yo hacemos una combinación chévere porque él es ingeniero multimedia y yo soy comunicador. Hemos tenido la suerte de contactar gente muy buena sin haber hecho grandes procesos de selección. Pero más que todo, lo que nos funciona muchísimo es la forma de pensar. Es como una filosofía empresarial, es como la mentalidad con todo este tema de la organización horizontal. Es transmitirle a ellos que lo que hacemos es algo innovador, que genera en verdad un cambio en el mundo. Que todos estemos conectados y esa es la lucha más fuerte, que todos tiremos para el mismo lado y sintamos que estamos haciendo un cambio. Lo más poderoso que tiene Vernevil y ahora OpiNation es tener un Hub de desarrollo. Nosotros tenemos muchas ideas de Startups que queremos hacer pero no hemos tenido cómo hacerlas. El diferencial de Vernevil es la estructura de trabajo. Toda la gente se siente bien, o por lo menos nos dicen eso [Risas]. Somos flexibles con las necesidades de todos. La idea es tener un ambiente chévere, de creatividad. Ahora hemos estado buscando oficinas, y pues nunca jamás queremos una pared. Queremos un ambiente amplio.

17 •  Sobre tí

A.F.P.: Como el ambiente de trabajo del HubBOG…

R.J.: Es chévere porque se la pasan haciendo vainas. Por ejemplo, Alex Torrenegra podría hacer una mentoría gratuita por Skype, llamas y te pones de acuerdo allá con ellos.

18 •  Sobre tí

A.F.P.: Buenísimo. ¿Cuántas personas tienen ahora en la comunidad de OpiNation?

R.J.: Un poco más de 107.000. La idea es llegar a un millón al finalizar Wayra. En Latinoamérica y Estados Unidos.

19 •  Sobre tí

A.F.P.: La imagen de marca, yo sin saber mucho de eso, me parece chévere, bien hecha.

R.J.: Gracias. Eso fue muy chistoso porque nos demoramos como 3 semanas pensando todos en el nombre. Como te digo, todo el mundo aporta. Ya estábamos cansados y seguimos pensando. Uno de los ingenieros dijo por molestar “¡Opination!”, como quien le mete el “-ation” a todo. Y cuadró perfecto! Queríamos un nombre universal.

20 •  Sobre tí

A.F.P.: Me gustó el post que hiciste en tu blog personal sobre “Economías no monetarias”. Esto que el exceso de información genera una escases de la atención.

R.J.: Hay una que es la economía de la atención que le da valor en este momento a un buen número de Startups. Todo esto viene de un libro que se llama “Free, de Chris Anderson”. Me gusta un montón la economía, no soy experto, pero hay un principio que dice que “Toda abundancia genera una escases”. Ponen un ejemplo que es “El hombre vive del pan hasta que tiene demasiado pan para vivir”. En este momento estamos en una época de abundancia de información. Entonces, como hay demasiadas cosas se genera una escases de atención. Lo que buscan es decirte que no todo depende del factor dinero en un comienzo. Se pueden generar valores diferentes al dinero. No es regalar las cosas. Por ejemplo Twitter todavía no está monetizado, pero está la economía de la atención y eso es lo que le da una valoración tan alta. Porque: ¿Cuánto cuesta tener la atención de 500 millones de personas?

21 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Las preguntas que lanzan se hacen cómo, hay un comité, alguien los contacta y tienen fuerza de venta? ¿Cómo?

R.J.: Bueno, hay dos temas: primero es que así no va a ser la versión final. En un principio lo pensamos como tu lo dices pero nos ponía un problema gigante: para eso necesitábamos que las personas que querían preguntar se contactaran con nosotros. Esto implicaba un ejercito de ventas. Entonces, cuánto más digital se pueda hacer el proceso mejor. Después dijimos, “Hagamos una herramienta súper chévere para los usuarios en vez del tema de la investigación de mercados”. Si te fijas es una versión en la que queríamos que cada vez que hubiera una noticia y la gente quisiera saber la opinión de los demás, entraran a OpiNation a ver qué pasa. El problema es que no todo es opinable. Hay muy pocas cosas interesantes como para opinar. Hay unas que salen de vez en cuando como el problema del Bolillo Gómez pero si renuncia un magistrado, a muy poquita gente le interesa. Entonces, la información que estaríamos entregando no seria muy relevante para toda la comunidad. Entonces lo que hacemos ahora es un modelo de consumo de información donde es a toda velocidad. El promedio que tenemos ahora de respuestas es de 50, que es bastante. Porque es súper ágil. Puede responder 10 preguntas en un minuto. Después nos dimos cuenta que era mejor así: cualquier persona o marca entra a la plataforma y puede recibir followers y puede seguir personas. Puede crear sus propias preguntas sin que interviniéramos en absoluto. No importa lo que quieran preguntar. Obviamente tenemos un montón de filtros, para que por ejemplo no hayan preguntas ofensivas. Pueden por ejemplo preguntar sobre sus propios amigos de Facebook. Tenemos allí entonces un Engagement social, como por ejemplo: “¿Cuál es el mejor equipo del colegio?”, lo que sea.

22 •  Sobre tí

A.F.P.: Eso tiene todas las posibilidades. Y aunque ya hay un tema de preguntas en Facebook, me imagino que el diferenciador es la riqueza de la experiencia y la agilidad en el uso.

R.J.: Exacto. Puedes preguntar por personas o lo que sea y todo queda en el ecosistema de la plataforma. Entonces, nosotros lo que hacemos es que cualquier persona pueda acceder a información. Si eres una marca por ejemplo, puedes acceder a la información sobre qué es lo que más la gusta a la gente en tecnología: iPhone o Galaxy. Puedes esperar haciendo tu la pregunta o hacer la búsqueda para ver si alguien ya lo preguntó. En ese caso, puedes comprarnos esa información. Recuerda que nosotros no vendemos información de usuarios sino de tendencias.

23 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué expectativa tienen en la aceleración de Wayra?

R.J.: Lo primero que esperamos sacar es muchos contactos y aprendizaje de mentoría. Lo segundo es tener una herramienta lo suficientemente grande para poder hacer de aquí a seis meses una ronda de inversionistas. La meta es Silicon Valley cuanto antes.

24 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya terminando, ¿Qué universidades acá en Bogotá ves fuerte en temas de emprendimiento? ¿Por qué crees que pasa eso?

R.J.: La verdad, que yo sepa, la única que he visto y lo digo por los eventos a que he ido y que he visto concurrencia fuerte es la Universidad de los Andes. ¿Por qué? No se. No sé qué les enseñaran pero por ejemplo ahora en Wayra fue chistoso porque el 90% de la gente era de los andes y el 99% de los mentores también de los andes. Hablan de eso con una naturalidad que yo por ejemplo no tenia. Pero por lo menos en mi experiencia universitaria no tenia ni idea qué era ser empresario.

25 •  Sobre tí

A.F.P.: Además que esto es relativamente nuevo en Colombia. Lo de las Startups, el Founder Institute que dirige Alan.

R.J.: Ese tema creo que es algo muy nuevo. Eso de ser empresario nadie le enseña a uno. Creo que es algo que se aprende, es una carrera llena de miles de cosas. El tema legal, administrativo. Eso tiene un montón de cosas súper aburridas, salarios, inscripciones, toda la parte burocrática. Toca a punta de leer y embarrarla. Nosotros somos muy jóvenes y seguramente la estamos embarrando en miles de cosas, entonces toca seguir aprendiendo.

26 •  Sobre tí

A.F.P.: Por último, ¿Qué consejo les darías a los estudiantes universitarios frente al emprendimiento?

R.J.: Yo tengo una teoría que creo que no es nada fantástica. Es que la economía como está y para donde van las cosas, la mejor opción es emprender. Pero el emprendimiento debe ser algo que realmente le guste a uno, así suene algo “clichesudo”. Si no es algo que te apasiona, no vas a hacer algo bien. Tiene que ser algo con lo que sientas que estás generando algún tipo de innovación. Vi por ejemplo una entrevista de Steve Jobs donde le preguntaban “¿Por qué los emprendedores tenían que estar locos?”, y el tipo decía “Porque hay que estar loco para aguantarse esta vaina. Si no, no te aguantas las presiones, todo”. El consejo sería empezar a mirar que esa opción existe. Por lo menos yo nunca lo tuve en mente y cuando arranqué no sabía qué estaba haciendo y eso me llevó a hacer muchos errores. Pero empezar a saber qué es emprendimiento, qué es una Startup, quiénes están en Colombia emprendiendo…