#MentoresDigitales - Andrés Waldraff

ANDRES WALDRAFF
Lo que he visto común en todos los emprendedores es la pasión por la idea. Creen en ella con pasión. ¿Quiénes salen adelante? Cualquiera porque es una lotería.

Ficha técnica de la entrevista

Fecha: Mayo 15 de 2012
Ciudad: Bogotá
Tipo entrevista: No estructurada
Subtipo: Focalizada - Convergente
Etapas: Origen, Startup y Consejos
Recopilación: Grabadora de audio
Video: No
Autorizó divulgación: Si
Publicación: Transcripción
¿Qué buscaba esta entrevista?
[En construcción. Pronto les contaré]

01 •  Sobre tí

ANDRÉS FELIPE PEÑA: Gracias por venir. Sabemos que tu papel de mentor en el HubBOG gira alrededor de los inversionistas y cómo puedes ayudar a acercarlos a nacientes Startups Digitales. Pero antes, quisiera que nos contaras un poco sobre tu origen y quién eres tú.

ANDRÉS WALDRAFF: Mi origen es alemán. Mi abuelo paterno vino a buscar fortuna a Colombia. Fue la primera persona que cultivó flores en este país como negocio. Mi abuelo materno fue un gringo loco. Así que si te das cuenta mi origen es de varias partes. Tengo de colombiano que nací y crecí aquí, pero todo mi bagaje es de afuera. En fin, cuando mi abuelo trae unos estudios de una universidad americana, decía que el terreno y condiciones ideales para cultivar eran iguales a las de la sabana de Bogotá. Sin haberla conocido, la describió perfectamente. Yo no tengo nada que ver con la industria de las flores, de hecho soy como el renegado de la familia en eso porque me fui por el lado de tecnología.

02 •  Sobre tí

A.F.P.: Con ese bagaje alrededor de la floricultura, ¿Cómo llegas al mundo de la tecnología?

A.W.: Yo iba a ser banquero e hice carrera de banquero. Toda mi vida hice esa carrera. Llegué a NYC, al Non-Plus-Ultra de los banqueros y viendo los de verdad, me dije: “No quiero ser eso”. Ese fue el año 1999 en plena burbuja del Internet. Estando allá, conocí un amigo colombiano que me dijo, “Aquí rifan trabajos y rifan ideas. Véngase a California y algo nos inventamos”. Eso fue lo que hice.

03 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué te inventaste al llegar a California? ¿Una Startup?

A.W.: En ese momento lo que estaba de moda era vender cosas por internet. ¿Qué vendíamos nosotros?: vainas colombianas, todo lo que la gente se lleva al viajar de aquí para allá. Evidentemente eso fue un fracaso rotundo porque los colombianos inmigrantes en esa época no tenían internet. Había como un empujón de inmigración de un nivel socio-económico alto, pero ellos no querían comprar nada de eso. ¡Un fracaso! Si vendimos 10.000 USD fue mucho. Yo estaba haciendo un posgrado cuando me fui, tenia muchas deudas y terminé metido en una empresa que estaba pasando de ser una Startup a ser una empresa grande. Acababa de salir a la bolsa, pero todavía le faltaban muchas cosas para convertirse en una empresa grande. A mi me llevaron con una empresa que llevaba allí la parte financiera, se llamaba Siebel Systems. Ellos fueron los primeros que sistematizaron el concepto de CRM. Thomas Siebel, que era el mejor vendedor de Oracle por esa época, salió y montó esa empresa en 1994 y 10 años más tarde se la vendería al mismo Oracle por 4 billones.

04 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Y qué fue de Siebel después de ser comprada por Oracle?

A.W.: Ese fue un fugaz paso que tuve por Oracle. Obviamente ya no existe. Yo fui el encargado del cierre en el área financiera, hablo de la sección de desarrollo de software y tecnología. Fue lo único que quedó, todo lo demás lo desaparecieron. Yo hice la integración financiera de las empresas.

05 •  Sobre tí

A.F.P.: Bueno, ¿Y cómo terminas de vuelta en Colombia?

A.W.: Yo nací y crecí en este país. Toda mi familia está acá. Yo me casé antes de irme a los Estados Unidos. Mi esposa es requeté-colombiana además. Ya cuando íbamos a tener bebe, pensamos si quedarnos en los EU, etc. Pensamos que era buenísimo que los hijos crecieran en Colombia, cerca a la familia, los abuelos. Cuando llegué decidí buscar mis raíces e irme a trabajar en flores, no con mi familia sino con otra empresa. Iba camino de revolucionar esa industria. Tenia unas ideas “revolucionarias” diría mi papá. Los dueños de la empresa dijeron, “No, usted quiere hacer una vaina tecnológica y nosotros ni queremos invertirle a eso… Mire, solo queremos que esto siga funcionando…”. Yo dije, “No, si eso es lo que quieren yo no sirvo. A mi me gusta crear cosas nuevas”.

06 •  Sobre tí

A.F.P.: Buscar las raíces como que no dio resultado. ¿Qué siguió entonces?

A.W.: Pues acto seguido me llamaron los dueños de Datacrédito. Tenían una empresa relativamente grande en la industria que se llama Procibernética. Tiene un problema porque está hecha de intermediar computadores, servidores y ese tipo de cosas. Muy dedicado a sistemas empresariales. Resulta que ese es un negocio malísimo: requiere muchísimo capital, los fabricantes ven a Colombia como un atractivo y se vienen; entonces usted trabaja por años con un cliente y viene la fábrica y dice, “Usted ya no puede atender este cliente, entonces vaya y atienda otro…” El negocio era siempre asumir más riesgo, más riesgo, con márgenes cada vez más apretados. Me trajeron para que repensara esa empresa y eso hice en 3 años. Al final la quería convertir en un proveedor de soluciones empresariales en la nube. Una cosa que se conoce como un Cloud Broker. No hay en Colombia, o mejor hay uno: se llama Avanzo.

07 •  Sobre tí

A.F.P.: Ese giro de negocio era fuerte. Era un enfoque totalmente nuevo…

A.W.: Básicamente usted lo que toma es grandes empresas que tienen sus servicios en la nube, puede ser SalesForce, Zoho, Google. Usted hace una intermediación en ellos y se vuelve un experto en la implementación de esos sistemas. El secreto del asunto es que usted tiene que hacer un desarrollo propio para unir las piecitas y que todo funcione unido y no por separado. Ese es el secreto porque al hacer el propio software las grandes casas no pueden venir y hacer lo mismo que pasaba con la intermediación de equipos. Al contrario: mientras tenga este desarrollo hecho por mí, tengo un licenciamiento propio y tengo que estar ahí. Ese esquema asustó al presidente de la compañía. Cuando le dije que el cambio era hacia el desarrollo de software, no logramos ponernos de acuerdo.

08 •  Sobre tí

A.F.P.: Por ese lado como que tampoco fue… ¿Qué siguió entonces?

A.W.: Le dije: “Si no es por ahí el camino, pues no estoy haciendo gran cosa entonces me voy”. Monté mi propia empresa de cloud computing. En este punto nisiquiera representa una marca de fuera. Se llama Servicios Satellit y ya hablamos del año 2011. Yo venía con las ideas del cloud, y en esta misma mesa me senté con Alan Colmenares y me dejó la duda con temas como el capital de riesgo, Startups y demás. Muy jodido hacer un Startup en este país. Yo seguí con mi idea pero lo hice al revés: generalmente una Startup tiene una idea, la desarrolla y sale a buscar inversión, etc. Yo salí y busqué un cliente, sin tener nada y ¡Lo conseguí! Hoy día todavía me paga un monto mensual por solucionarle un problema que tiene. Con eso contraté un programador, diseñamos el algoritmo y lo tenemos funcionando. Ahora el paso es conseguir más clientes.

09 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Pero esta solución es basada en lo mismo que me dices de Cloud Brokers?

A.W.: Si pero en este caso, yo soy el propio servicio. ¿Qué es lo que hago?, encontré un hueco entre Datacrédito y sus clientes. Conozco muy bien a Datacrédito porque trabajé con ellos, entonces conocía perfectamente el problema. Básicamente se paga un valor fijo y uno variable dependiendo de cuántos clientes reportamos. Usted se olvida de ese problema, no lo va a tener más.

10 •  Sobre tí

A.F.P.: Entonces has sido un emprendedor también con Satellite…

A.W.: Cometí todos los errores que puede cometer un emprendedor, excepto uno: tengo flujo de caja positivo desde el día uno. Nunca hemos tenido problemas de caja. Pero se cometieron errores, por ejemplo ya con el contrato firmado descubrí que no era uno sino 14 clientes distintos. La complejidad del tema era más alta que la que yo pensaba. Cobré muy poquito. Pero bueno, en fin… Eso es parte de esto. Ya está montada y funcionando. Hace como un mes dijimos con mis socios, “Es momento de crecer, estamos muy chiquitos pero no tenemos tiempo de dedicarle a la empresa. No queremos contratar un gerente ni poner un peso”. La solución: conseguir un gerente inversionista. Después de un mes, hoy me aceptó.

11 •  Sobre tí

A.F.P.: Excelente! Pero bueno, supe también que has trabajado con el sector gobierno. ¿Qué función?

A.W.: Gracias al llamado de un amigo que conocí en California, quien tenía un contacto con el Ministro de TIC, me metí en el mundo del Plan Vive Digital. Yo era asesor de ciertos temas de tecnología. Una de las necesidades que tenia el plan era generar la industria del capital de riesgo en Colombia. Me invitaron a una reunión del tema con un experto y descubrí que no tienen ni la menor idea de capital de riesgo. Yo tampoco sé mucho pero sé lo suficiente para darme cuenta. Es más: me enteré que muy pocas personas saben del tema, por ejemplo Alan Colmenares… Calculo que no hay más de 10 personas en este país que hemos vivido ese tema, como capitalistas o como emprendedores.

12 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Lideraste entonces algo de gobierno relacionado con capital de riesgo?

A.W.: Pues, la reunión se termina, el ministro se me acerca y me dice: “Sabe que, encárguese usted”. Me metí entonces en ese tema. Aprendí que en este país el gobierno cuando uno habla de riesgo le tiene miedo. Además es un esquema novedoso y eso tampoco gusta mucho. Porque el gobierno no lo entiende y entonces no le gusta. Las entidades de control saltan…

13 •  Sobre tí

A.F.P.: Además que políticamente el riesgo no es bien visto…

A.W.: Políticamente usted está dándole plata a los ricos para que financien a otros que son más ricos. Eso es complica. Y por último, es jodidisimo robar plata por ahí. Yo me encargué de que fuera más jodido todavía. Entonces, no contaba con esa dificultad. Nunca había trabajado en el sector público entonces, primero aprender a funcionar en el sector y manejar eso; segundo tratar de sacar adelante la iniciativa. Me demoré mucho más de lo que yo presupuestaba. Porque yo presupuestaba los tiempos del sector privado. Resulta que no, al mes yo aún estaba explicando y los tipos viendo la forma de sacarle tajada al asunto.

14 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué aprendiste en el camino de gestionar desde el sector público?

A.W.: Mire, en el camino empecé a hacer un trabajo de campo como el suyo: me reuní con los emprendedores. Pregunté: “¿Qué necesitan ustedes?”. Todo el mundo dice, “Necesito plata”. La verdad es que la plata no es lo que uno necesita. Uno necesita es alguien que le explique vainas de las que usted no tiene ni idea. Necesita ayuda, contactos, alguien que le abra la puerta de tal sitio. Qué le diga cómo se hace una SAS. Que si usted va a aplicar a la ley 1429 cómo funciona eso. presénteme un abogado, un contador. Ábrame la puerta de este que puede ser mi cliente. Voy a necesitar un inversionista. Todo eso es lo que necesito como emprendedor.

15 •  Sobre tí

A.F.P.: Es verdad, el emprendedor no solo necesita plata, necesita subirse a una red de personas.

A.W.: Exacto. Al mismo tiempo, y gracias a los contactos que me abría el gobierno me senté con inversionistas. Gente que tiene plata en este país, ¡Cacaos! Se sienta usted con esos personajes y ellos dicen, “Esos chinos están jugando en el computador…” Uno dice, “¡No! Están produciendo valor” No lo entienden. No es un negocio tradicional para ellos. Tome el periódico El Tiempo, que tiene un problema complicado: el diario en línea, si usted habla con Roberto Pombo, el ve eso como un medio que lo está chiviando todos los días. Le quita la noticia, entonces al otro día sale su periódico de papel con una noticia vieja. Los anunciantes se mueven en línea entonces el tipo se desespera.

16 •  Sobre tí

A.F.P.: Eso que hace poco le metieron bastante plata para transformarlo… Vino un gurú que los asesoró…

A.W.: Si, vino un gurú porque ellos saben que ese es el futuro. Lo que no tienen claro es cómo se hace plata con eso. No entienden. Entonces, ¿Qué es lo que no hay en este país?: alguien que le explique a los inversionistas qué tienen que hacer y cojan a los emprendedores y los conecten a sus contactos para ayudarlos cuando tengan problemas. No hay eso.

17 •  Sobre tí

A.F.P.: Hace falta hacer un match entre inversionistas y emprendedores…

A.W.: Alguien se tiene que parar de los dos lados. Pararse en la mitad y hablar los dos idiomas. Eso es lo que hace un capitalista de riesgo, un ángel inversionista, etc. En este país no hay.

18 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cómo empata todo esto con el HubBOG?, porque sé que eres mentor de allá…

A.W.: Llego a HubBOG porque igual que tu empiezo a caminar la ciudad buscando emprendedores. Me siento allá y René Rojas me dice un día: “Oiga, usted sabe mucho de esto, siéntese con mis emprendedores y explíqueles. Sea un mentor”. Yo estoy aprendiendo mucho de la industria de tecnología en Colombia. No la conocía. Al mismo tiempo tengo toda una experiencia de estar afuera. Entonces estoy como en esa mitad. Esa es mi razón de estar allá. Voy por puro amor a los emprendedores, porque no me pagan un peso. De paso, visualicé que si no hay capitalistas de riesgo, hay que montar algo porque se va a necesitar. Empecé entonces a montar un fondo…

19 •  Sobre tí

A.F.P.: Es lo que vienes haciendo con los españoles…

A.W.: Cuando lo estaba montando ese fondo, aparecieron los españoles y dijeron: “Se que usted está montando un fondo, pero no hemos podido encontrar su perfil. Le damos una participación y véngase con nosotros…” El fondo mio era más para emprendedores, mientras que el español es más para empresas que como la mía trata de pivotear su negocio. Entonces estoy en eso junto con Esteban Velazco que es la única persona de este país que ha comprado y vendido empresas de capital de riesgo. Estamos buscando inversionistas… Es un proceso largo y difícil.

20 •  Sobre tí

A.F.P.: En este tiempo de conocer la industria digital en Colombia, ¿Qué has encontrado?

A.W.: Estoy encontrándome con una copia de lo que viví en los años de Silicon Valley. En Colombia el tema son los Market Places. Aquí todo mundo quiere hacer una red social de lo que sea. Uno se sienta con Talent Surfers y es una red de profesores. Es un concepto que estuvo muy en boga hace unos dos o tres años en California. Hoy en día están entrando otros temas diferentes.

21 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué podemos esperar de ese enfoque?

A.W.: Muchos van a entrar. Dos o tres van a salir adelante y empezarán a declinar. Pero eso es algo que tiene que pasar. ¿Cuál es mi papel? El de ayudar a la gente a entender su negocio, para luego eventualmente ayudarlos a pivotear porque no va a funcionar. Puedo decir que dos o tres van a funcionar y el resto no. Esa es la lectura que hago. Pero si se necesita creación de contenido, una cantidad de cosas que no hay en el país.

22 •  Sobre tí

A.F.P.: Hacía allá debemos ir… Generación de contenidos.

A.W.: Hacia allá. Por eso empieza mi Techcetera. Nace de una conversación con un amigo que trabajó con Oracle. La oportunidad que vimos es una cantidad de gente que está entrando al mundo digital de recursos relativamente bajos. Están entrando y no tienen la menor idea de cómo funciona. Segundo, otros que ya están en el mundo digital pero que lo utilizan como si fuera análogo. Es la gente que utiliza Excel pero que no pone fórmulas. Es usar el computador como una hoja de papel…

23 •  Sobre tí

A.F.P.: [Risas] Es parte de la brecha digital que se viene cerrando…

A.W.: Decidimos escribir sobre eso para cerrar la brecha. Hay una oportunidad de llevar a la gente contenidos especializados en tecnología para cerrar esa brecha. Acelerar el proceso de cierre en temas de tecnología.

24 •  Sobre tí

A.F.P.: Desde lo que has trabajado en el HubBOG qué es lo que más has encontrado en los emprendedores.

A.W.: En el HubBOG encuentras la etapa más temprana del emprendimiento. Es gente que tiene una idea que cree que es buena, que por algún motivo piensa que es una machera de idea. O se quedaron sin trabajo. En fin, están arrancando y no tienen idea de cómo arrancar. Hay ideas buenas, malas, regular. ¿Qué he visto yo? Que hay que darles una manito. Habré mentado unos 10 emprendimientos.

25 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué opinas de Talent Surfers?

A.W.: Tal vez el emprendimiento que más tracción ha tomado es Talent Surfers que está a punto de recibir capital. Les falta tracción y yo les dije: “¡Paren de desarrollar vainas y consigan gente que se meta en la plataforma! Olvídese del sitio de internet. Asegúrese que no se caiga, que funcione y no hagan nada nuevo. Vayan a la calle a hacer que la gente se meta en su sitio”. Yo les empecé a ayudar a buscar inversionistas por medio de mis contactos. Yo creo que van a conseguir inversión muy rápido. Quisiera participar de un gran caso de éxito con ellos, porque yo como mentor y asesor me enorgullezco con los tipos. Me tranquiliza también el hecho que se puede en este país partir de ceros, conseguir capital. Eventualmente les tocará afuera si no conseguimos acá. La oportunidad de ellos afuera es muy grande.

26 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué crees que podamos hacer para poner al país en camino de que haya más emprendimientos de alto impacto y de base tecnológica?

A.W.: Después de mi experiencia con el gobierno, lo primero que toca hacer es que ellos no se metan. Papá gobierno dedíquese a proteger los grandes humedales. Denos una regulación que nos sirva para funcionar pero no se meta. No ayude en nada, no haga nada. Lo único que hace es enredar las vainas. Entre menos gobierno haya mejor.

27 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cómo encontrar más emprendedores de alto impacto? Que finalmente es lo que estoy haciendo acá…

A.W.: El mundo del emprendimiento en base tecnológica es un mundo colaborativo. Aquí no necesitamos esconder la idea sino salir y contar. Donde más eventos haya para echar el pitch de la idea. Entre más veces contemos la historia mejor. Tenemos como esa idea de ir creando la cultura de, “Sentémonos y hablemos”. Le critico su idea y la crítica no es destructiva para montar competencia sino: venga construimos país desde la tecnología. Esa es la única manera. Hay que caminarse la calle, Twitter es una herramienta la verraca, muy poderosa.

28 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Al final de cuentas cómo ves la estrategia de gobierno en todo el tema de aplicaciones?

A.W.: Al final va a ser todo un tema de compra de aplicaciones para gobierno en línea. Se llama apps.co. Mire, Vive Digital tiene ciertos requerimientos. Todos van a necesitar aplicaciones: gobierno en línea, mi pymes, etc. Van a terminar convirtiendo los 30 mil millones que me dieron en su momento para tratar de crear la industria de capital de riesgo, lo van a utilizar para comprar aplicaciones. Para el que las tenga.

29 •  Sobre tí

A.F.P.: Eso es una oportunidad para los emprendedores, ¿No?

A.W.: Eso dicen. Me preocupa es que cuando entre el sistema de contratación con el estado, a un emprendedor no le van a comprar. Esa es mi discusión con el ministro, de hecho fue la última antes de irme y decirle: no le jalo. Les van a pedir el K de contratación. Los emprendedores a duras penas tienen una SAS constituida. Ahí no va a pasar mucho… Por eso te dijo: cuanto menos se meta el gobierno mejor.

30 •  Sobre tí

A.F.P.: Ese es el palo que he visto que le dan al Fondo Emprender: “Al año hay que tener esto… Al segundo año…”

A.W.: Así no funciona el emprendimiento. Mire, el gobierno que se quede generando empleo… La idea es buena: “Venga yo doy plata”, pero como es gobierno entonces toca exigir ciertas cosas de regreso. El gobierno es demasiado rígido para eso. Ahí es donde eso falla. Hay emprendimientos que son rápidos y en 6 meses súper bien pero hay otros que fallan, que se demoran dos tres años en arrancar. Vaya a mirar el Silicon Valley y todo el mundo tiene que pivotear. Instragram por ejemplo es un pivot de otra vaina, no recuerdo que era pero era totalmente distinta. No tenia nada que ver con fotos.

31 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya terminando, ¿Qué tienen en común estos equipos de emprendedores?

A.W.: [Suspiro] Es una pregunta complicadísima. Yo no creo que haya una receta para esto. Lo que he visto común en todos es la pasión por la idea. Creen en ella con pasión. Hay unos más fuertes técnicamente, hay otros que son comercialmente unos genios. Hay de todo un poquito. ¿Quiénes salen adelante?: cualquiera porque es una lotería. Muchos dicen que hay que mezclar un poquito de técnico, con uno comercial y un diseñador. Yo la verdad no creo en eso, porque mi empresa aunque no es el Non-Plus-Ultra del éxito en este país, no tiene nadie técnico. Imagínate que yo soy el más técnico siendo administrador. ¿Dónde está el técnico? Lo que se necesita al final es creer de corazón en la idea.

32 •  Sobre tí

A.F.P.: Para terminar, un autor, libros para quien se interese en temas de emprendimiento.

A.W.: Esta mañana vi una compilación sobre, “Los diez libros que uno como emprendedor tiene que leer”. Yo personalmente me muevo por Guy Kawasaki. Él escribió un libro llamado “The Art of The Start”. Tal vez uno de los mejores libros. Siempre que veo alguien que quiere emprender le digo: “Coja este libro, léalo, y vaya haciendo lo que dice el libro cada semana”. Esa es lectura recomendada.