#StartupsCol - Thotz

CARLOS ROZO
A mi me hubiera gustado tener a los 22 años un poco más de madurez para encontrar eso que me apasionaba y haber salido a hacerlo. Si hubiera entendido mejor mi pasión, hubiera hecho cosas muchísimo mas interesantes.

Ficha técnica de la entrevista

Fecha: Abril 26 de 2012
Ciudad: Bogotá
Tipo entrevista: No estructurada
Subtipo: Focalizada - Convergente
Etapas: Origen, Startup y Consejos
Recopilación: Grabadora de audio
Video: Si
Autorizó divulgación: Si
Publicación: Transcripción
¿Qué buscaba esta entrevista?
[En construcción. Pronto les contaré]

01 •  Sobre tí

ANDRÉS FELIPE PEÑA: Antes de empezar a hablar sobre emprendimiento, quisiera hablar un poco sobre lo que leí en tu blog. Pude ver que viviste varios años en Australia antes de volver a Colombia. Cuéntanos un poco como fue eso, en qué condiciones estabas, cuál fue tu motivación, qué experiencia ganaste, ¿Qué bicho te picó para volver acá?

CARLOS ROZO: A ver, para dar un poco de contexto, yo me gradué aquí en la universidad en el 95 y me fui a trabajar a una empresa en Estados Unidos, trabajamos para una cantidad de cosas acá en Latinoamérica. Volví, hice un MBA aquí en el 2001. En ese año Colombia estaba en una situación muy complicada, no era claro para dónde íbamos y con mi esposa decidimos irnos. Al mirar opciones terminamos en Australia. Yo allá duré 8 años. Es un país espectacular, la calidad de vida es de otro mundo casi. Fue difícil empezar, pero estábamos mentalizados que íbamos a vivir mejor que aquí, no porque aquí no hubieran oportunidades sino por calidad de vida. Allá empecé trabajando en una compañía mayorista de productos al consumidor, en el equipo de desarrollo.

02 •  Sobre tí

A.F.P.: O sea que eres desarrollador…

C.R.: Yo soy ingeniero de sistemas. Mi línea era mas las bases de datos. Yo trabajé con Oracle mucho tiempo. Durante los 5 años que estuve en Estados Unidos hice algo de desarrollo con los proyectos de Latinoamérica. Todo lo que tiene que ver con bodegas de datos y reportes. Mi entrada al mercado laboral en Australia fue a través de ese camino. Terminé siendo el líder de desarrollo allá del equipo y muy rápido me fui a hacer consultoría. Trabajé un par de años con EDS, una cuenta muy grande que hay. De ahí me salió la oportunidad de irme a trabajar a Estados Unidos con EDS, pero hubiera sido a Detroit que es una ciudad por así decirlo “De capa caída”, aunque para una cuenta muy grande que es General Motors, bueno era en ese momento 2006 era muy interesante. La verdad es que el único problema que tuve con Australia es que es un sitio geográficamente aislado y profesionalmente es tranquilo. Mis aspiraciones son más grandes. La forma como lo manejé fue irme en 2007 para Hewlett Packard en un perfil de alcance global. Yo era uno como de 15 consultores que estábamos en todo el mundo para el desarrollo de implementación de un nuevo producto llamado NeoView. Con ellos duré 3 años, trabajando en Europa, aquí a Colombia alguna vez, todo Asia-Pacífico. Me tocó ir mucho al Silicon Valley, a la zona de San Francisco en Cupertino y trabajar con gente muy interesante. Eso fue muy chévere. Nos iba muy bien en Australia pero nacieron mis hijas y con mi esposa decidimos volver a Colombia para que las niñas crezcan allá un par de años.

03 •  Sobre tí

A.F.P.: Claro, fue la cantidad de viajes la que debía cambiar. ¿Y al volver a Colombia que pensaste?

C.R.: Yo creo, creo muy adentro que los que hemos tenido la oportunidad de hacer cosas afuera, conocer otras formas de hacer las cosas, tenemos el deber de venir a hacer las cosas distinto aquí. Yo no tengo ningún derecho a pedirle a alguien que solo ha visto una manera de hacer las cosas, que las haga diferentes. Yo debería ser capaz de venir y ayudar y enseñar a hacer eso.

04 •  Sobre tí

A.F.P.: Recuerdo alguien que hizo un pitch en el evento de la Universidad de los Andes y hablaba sobre eso: Experiencias en viajes como los que has hecho para potenciales emprendedores de alto impacto. ¿Piensas que es necesario salir y ver cosas?

C.R.: Eso es fundamental. Mira, yo soy muy critico de nuestra cultura. Somos muy conformistas. Uno dice, “Colombia es el mejor vividero del mundo” y aquí se dice principalmente porque no conoce otros. Y no creas que solo es la critica porque sí. No es mi mensaje. Simplemente así como aquí hay unas cosas muy buenas hay otras terribles. Como cultura somos supremamente conformistas. Somos de los que decimos “No!, es que no hay como nuestros ríos” por ejemplo; y nuestros ríos están vueltos una nada. Uno va a otros sitios donde los ríos no son tan bonitos pero hay una organización social de tal manera que son mucho más disfrutables. La calidad de vida es mucho mejor. Un ejemplo son nuestras montañas, son divinas. Pero ir a verlas no es fácil. A unos 100 Km de Sídney hay algo que se llama “Las montañas azules”, son muy lindas, pero no son montañas son como un cañón lleno de vegetación y parecen montañas. No le llega a los tobillos a las montañas de acá, pero es muchísimo más agradable e interesante ir a conocerlo que lo que muchas veces pasa acá. Mira, el mensaje es que aquí podemos vivir mucho mejor. Como individuos emprendedores es muy importante salir y ver otras cosas. Podemos hacer las cosas mucho mejor.

05 •  Sobre tí

A.F.P.: Bien, y llegaste a Colombia con tu esposa y pude ver en tu blog que hubo muchos tropiezos. Cuéntanos un poco sobre ese proceso…

C.R.: Es una mezcla de varias cosas. Uno a veces tiene expectativas. Yo por ejemplo soy muy impaciente. Uno espera que pasen mas rápido de lo que uno cree. Eso es una parte. La otra es que en términos de calidad de vida dimos paso atrás. Es muy difícil expresar el golpe que nos dimos al llegar. Yo admito que extraño Sídney muchísimo. La tranquilidad de muchas cosas. Nosotros aquí vivimos muy intranquilos en términos de seguridad. A nosotros por ejemplo nos robaron el trasteo completamente viniendo de Australia. Es triste que me costó más el transporte Buenaventura-Bogotá que el Sídney-Buenaventura. Yo no entiendo entonces como podemos decir que estamos listos para un TLC. Después de nacionalizar todo y pagar impuestos, se montó en un camión y se robaron todo el camión en la autopista sur con ciudad de Cali. Yo sé que son cosas que pueden pasar en cualquier parte, pero también es cierto que la impunidad del país es altísima. Al final la actitud es como: “Bueno, problema suyo”.

06 •  Sobre tí

A.F.P.: Pasaste de una sociedad basada en la confianza a una basada en la viveza…

C.R.: Una de las cosas que digo, y lo sostengo es que: “Nosotros somos un país de bobos que nos creemos vivos”. Lo difícil que hacemos nuestras propias vidas como país, es culpa nuestra y de nadie más. Es culpa nuestra porque dejamos de hacer cosas, porque dejamos que otros hagan cosas que no se deben hacer. Esas son las cosas que me pegan muchísimo. Hay cosas que podemos hacer entre todos.

07 •  Sobre tí

A.F.P.: Bueno, y entre todo esto ¿Cómo conociste a tu socio Andrés Cifuentes?

C.R.: Yo vine y monté una compañía. Hacer lo que sabia hacer como consultoría. Y muy temprano en el proceso de hacer esa compañía me di cuenta que no es muy escalable. Estaba tratando era de replicar un trabajo que tenia y eso no es una buena idea.

08 •  Sobre tí

A.F.P.: Es que los servicios no escalan fácil porque dependen de uno mismo…

C.R.: Si de mi! Yo vendía mi tiempo y yo era el vendedor. Si yo vendía mi tiempo como me paso al comienzo, dos meses en un proyecto, pues no estoy haciendo nada más. Tengo que traer otra gente que haga eso y me toca entrenarla. Ese es básicamente el problema de los servicios profesionales. Me di cuenta que ese camino no era y fue cuando empezó a surgir la idea de Thotz. Yo soy un convencido que para que muchas de nuestras empresas tengan una oportunidad real, tienen que aprender a manejar menos valor físico en las cosas y más en conocimiento. Ser productivos en aprender a crear conocimiento y hacer cosas que son mucho mas valiosas que un objeto. Crear conocimiento y aprovecharlo en la economía del futuro. Si uno mira a Peter Drucker, hablaba de trabajadores de conocimiento y sociedad de conocimiento y es que vamos para allá. Me idee entonces la forma de unir algunos conceptos en lo que había trabajado y se empezó a hacer Thotz. A Andrés me lo encontré una vez, el estudio conmigo en la universidad, le dije lo que estaba pensando y luego de unos meses de ver como podíamos arrancar, decidimos empezar como socios.

09 •  Sobre tí

A.F.P.: Se que trataste de encontrar empresas para el desarrollo de Thotz pero ninguna ofertó. ¿Cómo fue eso?

C.R.: Me senté con 13 empresas. De esas, creo que unas 4 o 5 me dijeron no. Las otras dijeron “Listo, yo le mando la propuesta”. De todas solo 1 mandó la propuesta. Claro, yo me siento mal con esa empresa porque al final tuve que decirles “Mire, no, gracias pero no porque no tengo como compararla. No tengo ni idea de donde estamos parados porque nadie más fue capaz de responder”.

10 •  Sobre tí

A.F.P.: Bueno, pero ¿Qué era lo que hacia el requerimiento tan especial?

C.R.: Lo que pedía era: “Desarrollar una interfaz gráfica, que tome cierto contenido y lo pueda organizar en esa interfaz”, y habían además ciertas especificaciones claras. Hoy en día digo “Menos mal ninguna me dijo listo”, porque probablemente hubiera sacado un producto que muy poca gente hubiera querido usar o que me hubiera tocado ir de empresa en empresa tratando que lo usaran. Lo se porque en este proceso he aprendido mejores maneras de probar lo que el mercado quiere.

11 •  Sobre tí

A.F.P.: El Founder Institute…

C.R.: Founder ha sido parte de eso claro. Entonces cómo fue. Más o menos por ese tiempo conocí a Alan Colmenares a través de un amigo en común. Me hizo llegar las tarjetas y así conocí el Founder. Yo lo apoyo a él en todo lo que pueda porque he visto lo que está haciendo aquí en Colombia. Investigué y pensé que ese era el escenario en el que aprendería lo que necesito hacer. Me explico: si yo no era capaz de entrar a un proceso de estos y salir más fortalecido, debe ser que esto de emprender no es para mi. Convencí a Andrés y nos metimos al Founder y al final fuimos uno de los equipos graduados.

12 •  Sobre tí

A.F.P.: Este es el momento de hacer cosas…

C.R.: Hace un par de semanas cuando salí de la Universidad de los Andes, les decía “Mire, yo salí de la universidad justo antes del boom del dotcom. Y me lo perdí, o mejor: no lo disfruté”. Salí en el 95 y me fui a trabajar a Estados Unidos.

13 •  Sobre tí

A.F.P.: Claro, ese fue el previo a la burbuja que estalló…

C.R.: Si, pero quiero decir que no estuve en la parte interesante. O en la parte que tenia algún tipo de crecimiento interesante. En parte porque no sabia que estaba pasando. No sabia lo que quería hacer. Y porque finalmente es muy fácil dejarse llevar que es lo que muchos hacemos aquí. Ahorita veo que estamos en un momento donde hay suficientes cosas pasando para que haya algo similar. En algún momento puede haber una burbuja, pero hay suficientes bases y no me la voy a perder otra vez. Le digo a los que me escuchan que no lo hagan. Mira, hay un dicho en China o Japón que dice algo así como “Si me caigo una vez, culpa del hueco, si me caigo dos, culpa mía, si me caigo tres soy un imbécil”. Que a uno en una generación le toquen dos oportunidades de este estilo, imagínate: estamos hablando en 15 años de dos oportunidades muy interesantes. Puede que la próxima pase en 5, pero pueden ser 25 o 30. Si uno no se monta en las oportunidades, se le van.

14 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Y entonces cómo nace Thotz?

C.R.: La idea de Thotz es ayudar a que el conocimiento sea muy fácil de acceder y compartir. Estamos viviendo una época en la que el valor no está en lo que se. Es cómo puedo aplicar lo que yo se. Cómo puedo generar conocimiento. Ese es el trabajador que vale la pena. Le decía a alguien, y estoy seguro que muchos lo encontraran chocante: para mi el valor de un PhD no es lo que sabe del tema que maneja, porque finalmente alguien con prepararse un mes antes puede relativamente hablar con cierta facilidad, guardadas las proporciones, sobre su especialidad de tu a tu. El valor del PhD es el de la capacidad para generar el conocimiento, y esa capacidad de transformar y aumentar el conocimiento. A eso no se alcanza fácilmente por no tener el entrenamiento. Ahí es donde esta el valor. Y eso no es un cartón, eso es experiencia, sea metodológica o la que tiene la gente, como el trabajo que estás haciendo. Lo que termina pasando es que quien se basa en lo que sabe cada vez termina vendiendo más barato su trabajo porque es repetitivo. Sé que puede sonar injusto pero es para donde va el mercado. Yo estoy muy de acuerdo con Sir Ken Robinson del TED, que dice “A usted lo están todavía entrenando como si fuera a salir a una fábrica a poner tornillos”, y así no es.

15 •  Sobre tí

A.F.P.: Es ahí donde está el desarrollo del país…

C.R.: Claro! Es que, yo veo por ejemplo las 5 locomotoras del gobierno para el progreso del país y de esas 4 se refieren a bienes naturales o manufactura. Estamos listos para el siglo XX!!!, no para el XXI

16 •  Sobre tí

A.F.P.: Una economía basada en recursos naturales. En la entrevista que tuve con Ms Fischer, ella decía: “Mira este producto, la fruta disecada empacada de esta forma”. Ahí es donde está la ganancia le decía…

C.R.: Claro y cómo hago entonces para juntar a las personas de acá para que mezclen frutas y hagan un paquete nuevo de frutas disecadas con las que se haga el mejor sabor para la tarde en primavera. Nosotros tenemos algo maravilloso que son las frutas y somos pésimos en mercadearlas. Terribles, malísimos. Y por qué?, porque queremos es mandar la pulpa y que hagan algo allá. Si pudiera crear aquí el equivalente a 10 cheffs que cojan distintas frutas, y hagan una ensalada deshidratada que pueda mandarla a Alemania, perfecta para una tarde de primavera, puedo cobrar el paquetico a 10 euros y me lo pagan. Agrega valor por montones. Pero si mando cajas de frutas para que allá hagan eso, pues cada caja de fruta la vendo en 10 euros.

17 •  Sobre tí

A.F.P.: Y como emprendedores, parte del papel es que esto empiece a cambiar. Por eso estoy en búsqueda de emprendedores digitales.

C.R.: Pues mira, la verdad es que creo que somos muy pocos los que estamos moviendo el tema de Startups Digitales. Podemos ser unos 50, pero en un país de 46 millones de personas eso no es nada. Creo que están haciéndose cosas y que ante nada nuestro papel ahora es de inspirar. Transmitir la idea que si se puede. Pero tenemos que luchar contra la cultura, las oportunidades, la falta de recursos. Pero hay que inspirar. Si yo muero y al final logré inspirar a 10 personas, bueno, multipliqué por 10! Eso es suficiente.

18 •  Sobre tí

A.F.P.: Casi olvido felicitarte por ser uno de los ganadores Wayra 2012…

C.R.: Gracias! Esta vez si se pudo. El año pasado no se había logrado. Lo más chévere de pasar ahora es poder decirle a los que no pasaron que es cuestión de perseverar e intentar. Le metimos el hombro y ahorita pasamos. Estamos muy contentos. Nos da un respiro porque estamos en un ambiente donde es muy difícil que le inyecten a uno plata, que crean que se puede desde aquí salir a hacer cosas en el mundo. Digo el mundo porque, y es lo que le digo a nuestros desarrolladores, que no competimos con el Startup que está a 4 cuadras, ni con los 20, 50 que hay en Colombia, no compito con ellos. Compito con Rusia, la India, Stanford o el MIT. Ellos son mi competencia y tengo que ser mejor que ellos. Por ejemplo, ahora hay una competencia. Nosotros queremos ir a Google I/O, estamos pendientes de un concurso que da cinco entradas a nivel mundial. Estoy convencido que podemos a hacer algo, que el equipo esté convencido que somos capaces de hacer algo a ese nivel.

19 •  Sobre tí

A.F.P.: Volviendo a Thotz, quisiera que nos cuentes su funcionamiento. Se lo traté de mostrar a un par de personas y lo primero fue que dijeron fue “Mmmm, pero la privacidad, esto me está pidiendo mi acceso a Gmail”. Y no fue posible, hay algún recelo con todo esto…

C.R.: Primero que todo, nosotros estamos montados sobre la autenticación de Google. No vemos la cuenta más allá de la dirección de correo electrónico. La idea es que la gente sepa que no me estoy llevando su cuenta. Es como el API de SignIn con Facebook o Twitter y la razón para hacerlo es tratar de generar confianza. No es fácil. Sobretodo porque en contenido se trabajan dos temas, primero uno que es muy de entretenimiento, muy “light”, que entra y sale, al cual la gente no tiene miedo de entrar y bajarlo…

20 •  Sobre tí

A.F.P.: Videos virales por ejemplo, cosas de ese estilo…

C.R.: Si eso. hay un gris, y al final hay un tipo de contenido que es el que yo valoro, que tiene propiedad intelectual, los documentos que de pronto tengo. Si leyéramos los términos y condiciones de muchos de los servicios en la nube, si lo que dices es la preocupación de pronto no vale la pena subirlos. Thotz se ubica más del lado del contenido de importancia, de valor. No queremos crear un espacio entonces donde tengamos esa información, eso es algo que ya está inventado. Es mucho más el respaldo que lo tenga Google. Más adelante eso va a tener que cambiar porque vamos a querer trabajar con más de un servicio en la nube entonces no lo haremos solo con Google. Eso pasará cuando ya haya cierta confianza. Nuestro objetivo no es adueñarnos del contenido, ni copiarlo. Por el contrario, es facilitar la manera en que yo llegó a él.

21 •  Sobre tí

A.F.P.: A través de un mapa mental…

C.R.: A través de una visualización. Por ahora es un mapa porque para mucha gente funcionan. Queremos que la asociación no sea con carpetas sino con los temas que te interesan. Yo estoy convencido que el manejo del contenido hasta ahora ha sido facilista en términos de “Las fotos van con fotos, los videos van con videos…”

22 •  Sobre tí

A.F.P.: [Risas] La carpeta “Mis imágenes”, “Mis videos”… [Risas]…

C.R.: Exactamente! Porque es fácil poner los archivos del mismo tipo con otros. Pero en cambio si yo te digo “Mira, por qué no creamos un tema alrededor del PROM. Va a haber fotos, videos, archivos con las tarjetas de invitación, links a blog de alguien que puso eso”, y eso es un tema. Cuando cojo todo junto, creo una experiencia diferente que cuando solo veo las fotos. Y yo creo que esa es la manera de manejar el contenido. Es como se hace en la cabeza, en la mente y uno se acuerda del olor, de lo que leyó, la idea es ir hacia allá.

23 •  Sobre tí

A.F.P.: Lo otro es que el producto está pensado para tabletas, ¿Verdad?

C.R.: Creo que nosotros vamos hacia allá. Los PC son un elemento extraño. Hay un intermediario entre lo que estoy haciendo y la máquina, sea el ratón, el teclado. Entonces nosotros entramos en un paradigma dónde tengo que aprender cómo funciona eso para llegar allá. Las tabletas y los dispositivos con interfaz táctil tienen la diferencia que deben ser muy naturales. Tanto, que uno a veces no siente la diferencia entre lo que uno está haciendo y la máquina. Eso es una diferencia gigantesca que mucha gente no percibe. Nosotros estamos apuntando a que la experiencia esté para este tipo de dispositivos porque para allá vamos.

24 •  Sobre tí

A.F.P.: Pero no es que estés casado por ejemplo con el iPad, ¿Esto puede funcionar en un Windows 8?

C.R.: Nosotros le apostamos a que funcione en touch. Pero qué pasa, que por recursos, desarrollo, etc., nos toca empezar por uno. Empezamos con Chrome en el desktop y con el iPad. Estamos trabajando sobre HTML5. Es una apuesta que esperamos de resultado. Esperamos que HTML5 este a futuro implementado en todos los dispositivos, de tal manera que mi experiencia en un Android o un iPhone o un Windows 8 sea muy similar, sino la misma. Yo le apuesto a que la tecnología, los dispositivos en algún momento van a ser un comoditie. La diferencia no la hace el hardware ya. Hablamos de ecosistemas distintos como por ejemplo el de Mac y Windows que en el futuro tendrán que ver con una cantidad de dispositivos que van a tener un computador en cada parte. Cada día va a dejar de ser menos un competidor personal y más una cantidad de dispositivos que me permiten interactuar.

25 •  Sobre tí

A.F.P.: Bueno, pero en este momento tu target son PYMES. Es un mercado corporativo.

C.R.: Si. Eso es parte de este proceso de aprendizaje con el Founder y es el enfoque. Nuestra visión de Thotz es una interfaz que me permita llegar al contenido, independiente si estoy trabajando o si me estoy entreteniendo, en la casa o la oficina. Cuando yo digo “Tengo un artículo sobre esto…”, logre tocar la interfaz y recuperarlo. Que ese contenido funcione como si fuera parte de mi memoria. Diciéndolo de alguna manera quisiera “Extender la memoria de las personas”, con una cantidad de Gb que tengan al alcance de sus manos.

26 •  Sobre tí

A.F.P.: Para eso es importante tener un buen equipo de gente. ¿Cómo te ha ido con eso?, cuando han querido expandir el equipo más allá de dos personas…

C.R.: Hay va lo que hablaba ahora sobre la visión al inicio. Por recursos, por capacidad, hay que estar mucho más enfocados. Decidimos iniciar con PYMES. El problema ha sido conseguir buenos talentos aquí en Colombia. No porque no haya, sino porque no hay suficientes. Es decir, nosotros nos creemos muy buenos desarrolladores, pero si tu le pones una prueba de conocimiento al desarrollador, salta a la vista que es promedio. Y yo creo que como promedio, sin desconocer que hay unos muy buenos, ni siquiera llegamos a la parte promedio a nivel mundial. Estamos más bien en la parte para abajo, en mi opinión. Entonces ha sido complicado conseguir gente buena.

27 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Qué estrategia entonces has hecho para eso?

C.R.: Lo que hemos hecho es sobre todo referencias. Si claro, nosotros ponemos avisos y nos llegan una cantidad de hojas de vida. Ponemos “Mire, necesito a alguien que sea bueno en HTML y que quiera aprender HTML5” y me llegan de las 30 hojas de vida, me llegan 20 que han hecho administración de sistemas en no se donde. Y yo digo: “¿Ahh, usted ha hecho administración y quiere aprender esto?, yo lo puedo contratar, pero muéstreme qué sabe hacer”, y no hablo en términos de una herramienta. Mira, nosotros aquí somos malísimos para vendernos. Puede que hayamos pasado alguno que tenga el potencial de ser bueno pero que no se supo vender. ¿Entonces qué decidimos nosotros? Y nos ha dado buen resultado: fue buscar gente recién graduada, que tenga potencial para crecer y que quiera crecer. Es más costosa por el tiempo de aprendizaje que es mayor. El problema es que este negocio es de velocidad entonces bueno, es complicado.

28 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya que hablas de las hojas de vida, ten en cuenta que este blog está hecho para estudiantes, quisiera saber: ¿Cómo son las hojas de vida que recibes? [Risas] ¿Siguen llegando en formato Minerva?

C.R.: No, no. Me llegan HV, de una página completa de estado civil, número de cédula, no sé qué… Y luego, me gradué de este colegio, hice la primaria aquí, el kínder acá. Luego una lista de puestos: desarrollador en una empresa que no tengo ni idea de quiénes son y después cinco páginas de adjuntos con el diploma de la mención de honor. En fin, no digo que esas cosas no den información, pero una HV debe ser como un brochure. Yo quisiera recibir hojas de vida donde el primer párrafo diga: “Mi objetivo en mi vida profesional es hacer esto, esto, esto…”, y el segundo diga: “Hasta hoy, he hecho esto, esto y esto… que aplica para esto, esto y esto, y cómo lo demuestro, porque tengo esta, esta y esta experiencia”. Yo cojo esa primera página de la HV y digo “Quiero hablar con este tipo”.

29 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Y con qué universidades te ha ido bien?

C.R.: Tengo dos personas de la San Martín, me gustaría tener alguien de la distrital.

30 •  Sobre tí

A.F.P.: Esto va a llegar allá y seguramente les va a elevar un poquito el ego [Risas]

C.R.: Pues que sigan haciendo un buen trabajo, seguramente hay unos mejores que otros como en todos lados. Bueno, no he podido ver gente de la nacional pero seguramente tienen gente buena. Tengo a alguien más que es un diseñador industrial de la Javeriana que hace unos años decidió meterse a programar y estamos contentos.

31 •  Sobre tí

A.F.P.: ¿Cuántos son en este momento?

C.R.: Somos 5. Contándome y tiempo parcial de Andrés. Son 3 desarrolladores y un diseñador que está terminando la carrera y tiene una actitud súper chévere. Realmente no necesito que estén graduados, un cartón no me dice mucho. A mi me dice mucho lo que ha logrado hacer.

32 •  Sobre tí

A.F.P.: Ya para despedirnos, quisiera que le aconsejaras algo a los estudiantes de ingeniería, sobre todo en temas de emprendimiento.

C.R.: Serían dos cosas: la primera es que si nosotros de verdad creemos en nosotros mismos, tenemos que ser mejores de lo que creemos podemos ser. Y eso suena un poquito enredado para decir: no es suficiente con esforzarnos un poquito, tenemos que esforzarnos mucho. Puede que seamos buenos pero no nos esforzamos lo suficiente. Y esforzarse no es trabajar de 7am a 10pm. Esforzarse es hacer las cosas bien. Ser de verdad cumplidos, pero sobre todo ser, “Smart” es la palabra en inglés. Y esto no significa ser inteligente, significa además ser “Pilo, Inquieto”, encontrar mejores maneras de hacer las cosas, ser ingeniosos, pero ante todo, ser aplicados. Uno es aplicado y se van dando los resultados. Yo llevo dos años en esto y se están empezando a ver los resultados. Lo segundo es que cuando uno tiene un cartón nada más uno no ha hecho nada. Quiero decir, pasar por la universidad no es difícil. Hay obvio universidades más fáciles y mas difíciles, pero pasar por la universidad no es difícil. Al final el negocio de la universidad es que la gente “Venga, pague y ojalá termine”. Lo difícil es cuando la única motivación que uno tiene para que las cosas se den es lo que puede poner uno. Eso lo demuestra la experiencia en proyectos, en hobbies. A la gente que le gusta sus cosas. Si usted es ingeniero de sistemas pero le gusta hacer origami, venga y se sienta y me muestra como hace un PC con una servilleta. Hermano, eso demuestra capacidad, cosas para hacer.

33 •  Sobre tí

A.F.P.: [Risas] No ve yo disque haciendo pinos de periodista…

C.R.: Esas cosas cuentan. Vea, una de las cosas que más me sorprendió cuando trabajé en el exterior era que yo, muy ingeniero de sistemas, estaba compartiendo oficina con una persona que era “Master of Arts” de la universidad de no sé dónde… y yo decía “Un segundo, si esto es consultoría en tecnología por qué tengo aquí a alguien que es “Master of Arts”. Y es que el problema a fin de cuentas no es el cartón que tiene uno sino las habilidades que tiene. Esas habilidades hacen la diferencia. Mira, en Estados Unidos tuve una conversación con Tom Preston, que del sitio de GitHub, le decía: “¿Qué es mejor?, conseguirse el mejor programador o conseguirse un tipo que cuadre en el equipo 100% aunque no sea tan bueno”, y me dijo “La actitud y la habilidad no se enseñan, el conocimiento se aprende”. Entonces, es mejor tener alguien que sea bueno, que tenga la actitud y que lo aprenda; que traerse al que más sabe pero a los dos meses quiera uno que se vaya porque no encontramos cómo trabajar.

33 •  Sobre tí

A.F.P.: Sensato Tom…

C.R.: Mira, cuando yo me gradué, hice mucho en Pascal, C++, C obviamente, Java todavía no estaba, HTML nada realmente, estaba Netscape pero uno hablaba más de XML, en fin… mañana va a ser otro lenguaje distinto. Y nada es tan importante como que independiente del lenguaje yo sea un buen programador, que sea organizado, que haga todas esas cosas que hagan que el trabajo que haga sea 10 veces mejor que el de otro que trata de hacer lo mismo. No una ni dos, 10 veces. Ese es el reto que uno debe ponerse en las cosas que le gustan. Si yo me metí en ingeniería de sistemas porque como que es bueno salir de ahí, no voy a llegar lejos porque no me apasiona. Pero yo sé que muchos de los que estudian ahí les apasiona lo que hacen. Aprovéchense de esa pasión. Haga cosas que a usted le gustaría pasar la noche haciendo. A mi me hubiera gustado haber tenido a los 22 años un poco más de madurez para encontrar eso que me apasionaba y haber salido a hacerlo. Si hubiera entendido mejor mi pasión, hubiera hecho cosas muchísimo mas interesantes, y no venir ahora cuando ya tengo casi 40 años a hacerlo sino cuando tenia veintitantos, cuando las cosas eran mucho mas fáciles. Mira, yo ahora tengo hijas, responsabilidades y el riesgo de emprender es gigantesco. Cuando uno tiene 22, 23 años, el riesgo más grande es devolverse a la casa y eso no es un riesgo. La pasión mueve montañas, la plata no tanto. Y es lo que invitaría a reflexionar en los estudiantes porque créeme que si se meten por donde son apasionados y son buenos, van a hacer lo que quieran. Eso es lo que pido: no vayan a morir sin hacer lo que les apasiona.